16 sep. 2013

Comida envasada para bebés: menos nutrientes que la hecha en casa

Las comidas para bebés que se venden en frasco o en latas han sido la noticia de la semana en todo el mundo. Resulta que su contenido nutricional sería mucho menor que el que provee la comida que se les prepara en el hogar. Aunque en realidad era un secreto a voces, sorprende que un estudio así no se haya hecho antes.



Menos nutrición, más de lo mismo

Muchos de estos productos se ofrecen con la promesa de brindar una nutrición óptima y utilizar insumos naturales. Pero no sucede ni lo uno ni lo otro: si por un lado exceden los niveles de azúcares recomendados para bebes (es decir, cero), por el otro resultó que si se comparase una misma cantidad de comida para bebés con comida hecha en casa, la primera tendría la mitad de valor nutricional de la segunda.

La finalidad de introducir nuevas comidas a los niños a ciertas edad ( a partir de los 6 meses es lo más recomendado por los pediatras) es que tengan acceso a los nuevos alimentos que necesitan para desarrollarse, que se acostumbren a nuevos sabores y que mejoren su alimentación. Esto simplemente no sucedería con la comida de la tienda (cereales, en polvo, mazamorras, compotas, etc.).

Pero uno de los hallazgos adicionales del estudio es aun más sorprendente: la comida que les dan a sus bebés algunas madres pensando que están mejorando su nutrición en realidad le brindan más de lo mismo que le da la leche materna. Por eso se concluye que cuando es hora de aumentar su dieta, mejor hacerlo con comida natural que sí les brinda nuevos elementos nutricionales con relación a la leche.


¿Cuántas mamás alimentan a sus bebés con comida envasada?

La lucha entre la comida envasaba para bebés y la comida hecha en casa es muy fuerte, pero no parece aún haber un claro vencedor.

Por un lado, hay algunas señales de que las mamás no están tomando conciencia de que es mejor invertir un poco de tiempo en una comida sana hecha en casa que hacer un gasto importante en comida para bebés de tienda por comodidad.

Un ejemplo es el caso de la firma Danone de comida para bebés en el Reino Unido, que se mostraban confiados  aún cuando las ventas de comida para bebés parecían caer al inicio del 2013. El tiempo les dió la razón, con un aumento en las ventas del rubro a las pocas semanas.

Sin embargo, en España los datos son totalmente opuestos. Según el portal médico PMFarma, las ventas de comida para bebés habrían caído durante todo el año 2012, debido muy probablemente a la crisis económica. Para muchas madres de familia la comida enlatada para bebes se habría convertido en un artículo de lujo, volviendo a la olla y la tabla de picar para hacerles la comida a sus bebés.

La caída no fue muy fuerte (poco más del 4%), pero fue una oportunidad para entender que sí es posible evitar estos productos o por lo menos restringirlos para la dieta del bebé.


Finalmente, saber que la comida que le damos a nuestros bebés no vale lo que cuesta puede terminar de convencernos que una comodidad no es siempre una buena solución. Nada como una buena comida de casa sin aditivos, preservantes y procesamientos ocultos para nuestro bebé; nada como la satisfacción de verlo comer y relamerse con aquello que nosotras mismas les preparamos.



Imagen: Lars Plougmann.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!