10 sep. 2013

Medicinas para malestares del embarazo: Bendectin, historia de una controversia

Los malestares más comunes durante los tres primeros meses del embarazo han sido las náuseas y vómitos. Bendectin fue un medicamento que se hizo muy famoso, más que por lo popular, por la controversia que causó su uso debido a acusaciones de efectos graves en las mujeres embarazadas. Pero, ¿qué contenía este medicamento?¿Se sigue vendiendo hoy?


La acusación prinicipal era que el Bendectin, cuyo principio era el merbental, producía malformaciones fetales y pérdidas. La batalla legal fue muy dura, con abogados de las partes acusadoras por un lado y la empresa Merrell Dow Pharmaceuticals por el otro, con pruebas de laboratorio que supuestamente demostraban su efectividad y bajo nivel de efectos secundarios.


Algunos estudios realizados

La batalla legal duró décadas. De los innumerables estudios científicos realizados, podemos destacar algunas conclusiones:


1.Geiger: realizado en 1959. En este párrafo comprobaba la efectividad del medicamento contra malestares del embarazo.

"Bendectin (Merbental) se administró en un estudio preliminar a 146 pacientes, y más tarde en un estudio doble-ciego controlado a 52 pacientes, o a un total de 198 pacientes que sufrían de náuseas y vómitos del embarazo. Se obtuvo una respuesta satisfactoria en 178 o 90%"
Geiger C.J. et. al. (1959) Obstet. Gynec. 14:688.


2. Bunde and Bowles: se hizo evaluaciones a un total de 4,436 mujeres embarazadas. Se registraron niveles de anormalidades fetales que se consideraron bajos o no significativos.

"La diferencia observada entre 21 anormalidades en el grupo control y 11 en el grupo tratado, no fue significativa".
Bunde C.A. and Bowles D. M. (1963): Current Therapeutic Research, 5, 6.


3. Mc Guiness y Taylor Binns: llegan a la misma conclusión, pero además calificando el medicamento como adecuado para usar durante el embarazo.

"Los resultados de nuestro estudio demuestran que esta combinación de sustancias (Merbental) es efectivamente anti-emética y adecuada para ser utilizada en la fase temprana del embarazo...No se observaron efectos secundarios significativos".
Mc Guiness B.W. y Taylor Binns D. (1971) J. Roy Coll. Gen. Pract. 21:500.


Luego de todos esos años, y con una millonaria inversión en su defensa legal, la compañía Merrell Dow, hoy Sanofi Aventis, retiró su producto Bendectin del mercado en 1983 para evitar más litigios.




La combinación (no tan) perfecta

Pero, ¿qué contenía esta medicina para malestares del embarazo que la hacían tan sospechosa? El merbental, que aún hoy se comercializa como merbentylera su principio activo.

Esta combinación contenía tres elementos:


1. Clorhidrato de diciclomina

Antiespasmódico utilizado para controlar las náuseas. Este es el insumo que fue objeto de los mayores ataques durante la controversia del Bendectin. Como indica hoy el Instituto Químico Biológico de España, tiene contraindicación en caso de embarazo y se recomienda su uso en estos casos sólo cuando sea indicado por el médico.

Antes de su uso se aconseja tener especial cuidado en casos de sufrir de glaucoma y se debe avisar al doctor si se tiene alergia a ella, así como algunas otras recomendaciones. Algunas medicinas que lo contiene son el Colchimax o el Neocolan.


2. Succinato de doxilamina:

Antihistamínico. También fue cuestionado en su administración a mujeres embarazadas. En años más recientes, otros antihistamínicos también ha sufrido la "maldición" del Bendectin, tal como relata la Doctora Harriet Hall, M.D. en este artículo. Algunos medicamentos con este componente son el Cariban, Dormirel o Normodorm, entre otros.



Es la vitamina B6 en su estado natural. Se utiliza para fortalecer o normalizar diferentes proceso metabólicos en el cuerpo.

Muchos médicos defendieron la posición de Merrel Dow, debido en parte a que, luego del retiro del medicamento, las ocurrencias de anormalidades fetales no disminuyeron.


Estemos alertas e informadas

La conclusión a la que podemos llegar es que todo medicamento tiene su riesgo y como potenciales pacientes, debemos estar informadas sobre cada medicina que tomemos, especialmente si lo hacemos durante una etapa tan delicada como el embarazo.

Antiespasmódicos combinados con antihistamínicos pueden crear una suma de contraindicaciones, por lo que debemos seguir las indicaciones del ginecólogo al pie de la letra.

Si sufres de naúseas, vomitos y otros malestares durante el embarazo, conversa sobre los efectos de las diversas alternativas con tu ginecólogo, bríndale toda la información sobre tu historia clínica y comparte todas tus dudas con él, de manera que pueda indicarte la medicación más adecuada para que la uses sin preocupaciones.


Imágenes: Wikimedia Commons, Enrico Palombaro en Flickr.

Tags: , , .

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!