9 oct. 2013

El Halloween no es cosa de broma: evitemos los dulces con truco

La fiesta de Halloween se avecina y con ella el color en disfraces y golosinas, las más esperadas por los niños. Por eso, si compras dulces para regalarles o si los acompañas en su paseo por el vecindario, cuida que no reciban caramelos o chicles con picante o con tinte pintalengua. Elijamos con responsabilidad lo que recibirán los niños.



Qué y dónde

También debemos tener cuidado de lo que compramos y dónde lo compramos. Muchas de estas golosinas no informan adecuadamente de su contenido en la etiqueta, y entre tanta variedad de dulces que atiborran los estantes de las tiendas en Halloween, podemos llevarlos pensando que son golosinas comunes y corrientes. Revisemos con cuidado los empaques de los productos que compremos.

No es recomendable comprar dulces o golosinas a los vendedores ambulantes. Muchos de sus productos buscan imitar a los originales añadiéndoles tintes o picantes de elaboración casera, sin el debido control sanitario, siendo un verdadero riesgo para la salud de los niños.


Ingredientes adicionales, riesgos adicionales

Es muy conocida la interminable controversia sobre los ingredientes que se incluyen en la elaboración de dulces y golosinas, también conocidas como chucherías. Distintos efectos secundarios y hasta enfermedades se atribuyen a sus preservantes , saborizantes, colorantes y estabilizantes "autorizados".

Y si a eso le sumamos ingredientes adicionales como sustancias químicas que manchan o pican, los riesgos de una mala noche de brujas para tu pequeño se incrementarán.

Lo primero es entender que los niños más pequeños no deben consumir estos dulces con bromas. Es innecesario y además en muchos de ellos puede provocarles malestares estomacales, o pueden asustarse de verdad al ver su boca roja o azul. Si les regalamos un dulce es para que lo disfruten, no para que pasen un mal rato.


Tartracina

A pesar de estar prohibida por la Organización Mundial para la Salud, en muchos países aún se siguen vendiendo golosinas y bebidas con tartracina. Está comprobado que este insumo es la causa de tos espasmódica y crisis asmática en personas con alergia a la aspirina, rinitis alérgica o trastornos del sueño.


Tintes pintalengua

Los caramelos con tintes azules o rojos están considerados entre los 5 alimentos que más manchan los dientes. Si un niño cuyos dientes están en plena formación come estos caramelos, la probabilidad de terminar con dientes oscuros es mayor; más aún, cuando estos tintes concentrados se usan como relleno.



Picantes

Diversos estudios han confirmado el riesgo que representan las golosinas con picante para los niños. Como el realizado en el año 2011 por el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), en el que se concluye que los alimentos y las golosinas elaboradas con insumos picantes como el chile o el chamoy entre otros, son una de las principales causas de gastritis entre los niños.


Por buscar que el Halloween sea una noche de brujas inolvidable, podemos lograr que nuestros niños experimenten una verdadera pesadilla. Lamentablemente, hay padres que lo hacen, y por eso existen en el mercado ofertas realmente horribles que debemos evitar.

No hay necesidad de forzar una situación ya de por sí delicada, como es el incluir el susto como elemento de diversión. Tu hijo no "tiene" que divertirse; menos aún a costa de su salud.

...y la salud de tu hijo no es cosa de broma.


Imágenes: Gina y Anna Sattler en Flickr,  Insania.es.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!