28 nov. 2013

Apoyo económico de la escuela al buen alumno: reubicación en escala de pensiones escolares

En época de crisis económica, los padres de familia se encuentran con dificultades para seguir cumpliendo con los pagos de la casa. Pero lo más grave es que también se hace difícil seguir pagando el colegio de sus hijos. Es aquí donde aparece la exoneración o rebaja de mensualidades escolares, una opción que muchas escuelas ofrecen a las familias para acomodarse a esta dura realidad de manera temporal.


Razones para solicitarla

La reubicación en la escala escolar es parecida a las becas escolares sólo que, a diferencia de éstas, es otorgada por la misma institución educativa y no por el Estado u otra organización. Este es un apoyo muy valioso cuando se presenta una situación de precariedad económica por diversas razones:
  • Enfermedad de alguno de los padres.
  • Desempleo.
  • Ingreso de hermanos al colegio.
  • Deudas.
  • Separación de los padres.
Es por eso que muchas escuelas cuentan con un programa de reclasificación de la mensualidad escolar. Consiste en analizar la situación económica del hogar del alumno para saber si procede o no un apoyo económico. Según lo que se encuentre, el colegio decidirá si exonera en parte o de manera total al alumno del pago de las mensualidades escolares.


Requisitos y documentación

En general, los requisitos que debe cumplir especialmente el alumno para iniciar este trámite son:
  • Ser alumno regular del colegio.
  • No tener matrícula condicionada en el año en que se solicita la reubicación.
  • No ser repitente.
  • Mantener un buen rendimiento académico.
  • No recibir observaciones en relación al rendimiento académico o conducta.
  • Situación económica crítica debidamente comprobada o comprobable.
  • Estar al días en todos los pagos del año escolar en curso.
Documentos que usualmente se solicitan:
  • Declaración Jurada del Impuesto a la Renta.
  • Boletas de pago.
  • Declaración de autoavalúo de la vivienda.
  • Último recibo de pago de alquiler, hipoteca o préstamo, según sea el caso.
  • Último recibo de luz, agua, teléfono.
  • Declaración jurada de impuesto vehicular.
  • Copia de calificaciones del alumno.
  • Croquis referencial de ubicación de la vivienda.
  • Ficha de datos completada, proporcionada por el colegio.
Y para casos especiales:
  • Liquidación de beneficios sociales, en el caso de desempleo.
  • Denuncia policial por abandono o violencia familiar.
  • Demanda o sentencia por alimentos, asignación judicial y obligación de las partes.
  • Certificado médico en caso de problema grave de salud y constancia de atención reciente.
  • Constancia de discapacidad.
  • Partida de defunción en caso de fallecimiento de alguno de los padres.
El colegio indica a través de una hoja informativa las fechas de presentación de los documentos y la de respuesta a la solicitud. Este beneficio suele ser anual y se renueva a solicitud de los padres de familia con un nuevo trámite.

Una asistenta social visitará la vivienda en una fecha previamente coordinada. En esta visita comprobará el estado del domicilio, equipamiento, ubicación. También comprobará la composición familiar y se fijará en detalles como el estado de la vivienda, artefactos electrodomésticos, distribución de ambientes, etc.

Importante: no debe alterarse de ninguna manera la información que presentes y esta debe ser completa y verdadera. De lo contrario no sólo perderías la oportunidad, sino que probablemente haya alguna amonestación o penalidad por parte del colegio.


Imagen: Adam Herrada en Commons Wikimedia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!