21 mar. 2014

Exámenes médicos básicos en niños: sangre, heces y orina

La salud de nuestros hijos es una de las más grandes preocupaciones que tenemos los padres de familia. Pero muchas veces pensamos que solo se trata de conseguirles las medicinas, cuando también es necesaria la prevención. Una de las formas más seguras de hacerlo son los exámenes médicos periódicos.


Con un chequeo básico anual bastará para conocer el estado de salud general del niño. También es posible que en el colegio te los pidan como requisito para la renovación anual de su matrícula. No lo veas como un problema, sino como una ayuda. Hasta podría salvar su vida.

Los exámenes médicos básicos que suelen pedirse en estos casos son tres: heces, orina y sangre. En los informes o reportes que se entregan, aparecen cantidades que solo pueden interpretar los médicos. Para que tengas una mejor idea de la situación de tu hijo antes de presentar estos resultados al pediatra, aquí te alcanzamos algunos de los tests que se realizan, lo que evalúan y sus niveles normales, para que los puedas comparar con los que aparecen en los resultados de tu hijo.


1. Examen de sangre

En este examen suele medirse el volumen de glóbulos blancos (leucoitos), para saber si hay alguna infección, los niveles de hemoglobina y de hematocritos.

Los valores normales (VN) son:

Hemoglobina:
En niños: de 14 a 18 (g/dl).
En niñas: de 11.5 a 16.5 (g/dl).

Hematocritos
En niños: 40 a 50 %
En niñas: 38 a 44 %

Leucocitos
En niños y niñas: 5,000 a 10,000 (mmc).

Fórmula leucocitaria
Abastonados: 3 a 5
Segmentados: 55 a 65
Eosinófilos: 1 a 4
Basófilos: 0 a 1
Monocitos: 4 a 8
Linfocitos: 25 a 35


2. Examen completo de orina

Aquí el examen se divide en: general, químico y de segmentos urinarios.

Examen de orina general
Se observa color, aspecto, densidad  y PH de la orina.

Examen químico
Mide niveles de glucosa, cetona, proteínas, nitritos, bilirrubina y sangre.

Sedimentos urinarios
Establece la cantidad presente en la orina de leucocitos, células epiteliales, gérmenes, hematíes, cristales, cilindros, trichomonas, levaduras, piocitos y filamentos mucoides.


3. Muestra de heces

Es el examen más trabajoso para los papás, pues debemos estar pendientes de los chicos. Hay de varios tipos, pero el más simple solo necesita de una toma de muestra.  Se realizan dos tipos de observaciones:

Examen macroscópico
En el que se hace una observación simple de características tales como color y consistencia.

Examen microscópico
Lo que se busca son rastros de huevos, quistes o trizofitos de parásitos, señales de que puede haber algún tipo de infección o infestación que necesitaría atención medica y tratamiento.

Estos exámenes requieren paciencia y organización. Es necesario poner atención a  las indicaciones del médico o laboratorista para la toma y entrega de las muestras, pues en muchos casos necesitan ser realizadas en ayunas y enviadas de inmediato para su correcta conservación.

Ten siempre en cuenta que con estos exámenes estarás previniendo enfermedades, y si tu hijo ya las tiene, podrán ser tratadas a tiempo.


Imagen: Todd Morris en Flickr.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!