23 abr. 2014

Qué hacer cuando cambian de profesora a tu hijo

Los jardines y colegios son un segundo hogar para los niños, donde la figura de la profesora representa el equivalente de mamá en casa: seguridad, apoyo y cariño. Pero, ¿qué pasa cuando al siguiente año la querida profesora ya no está? ¿Es mejor que avance junto con los niños de su aula o que cambie?


A muchas mamás nos ha causado desazón el saber que la querida "miss" que tanto adoraba nuestro hijo ya no será su profesora este año. Entonces a los papás también nos asaltan las dudas: ¿será tan buena como la anterior? Y si es más estricta ¿afectará esto al rendimiento escolar de mi hijo?

Los enfoques varían en cada colegio, pero se puede observar que la gran mayoría opta por tener la misma profesora o máximo dos hasta el cuarto grado de educación básica, para luego realizar cambios frecuentes en los siguientes niveles educativos.

Aprendizaje y afecto

Durante el jardín y los primeros años de educación primaria en el colegio, la presencia de una sola profesora o máximo dos representa una garantía de seguridad emocional para los niños, en una edad en la que necesitan sentirse protegidos por un adulto. Cuanto más frecuentes sean los cambios y más pequeños los niños, mayores serán las posibilidades de un mal aprendizaje, con la justa protesta por parte de los padres.

Además, se debe tener en cuenta que a muchos niños les cuesta más acostumbrarse a esa persona, pero una vez que la incorporan a su mundo, simplemente se desviven por ella. Un cambio repentino afectará profundamente al niño, tanto en su universo emocional como en su rendimiento.

Se busca profesora

Esta realidad hace que el perfil de profesora de inicial y primaria sea tan característico y muy diferente al de educación secundaria, por ejemplo, donde los adolescentes buscan caminar por sí mismos.

Por eso, el colegio debe definir con claridad las características que busca en una profesora, de acuerdo al nivel en el que se especialice. Con grupos de profesoras parejos, los padres de familia tendrán la tranquilidad de que su hijo recibirá el mismo apoyo y cariño con cualquiera de ellos.

Rol como los padres

Por parte de los padres de familia, así como velamos por que las necesidades de cariño de nuestro hijo sean cubiertas en el centro educativo, debemos también entender que las necesidades de protección y dependencia emocional irán cambiando a medida que crezcan y que una manera de fomentar su autonomía es evitar el apego a una sola persona a partir de cierta edad.

Te recomendamos por eso:
  • Conocer más sobre el grupo de profesoras en el jardín o colegio de tu hijo.
  • Visitar el colegio para hacer consultas.
  • Buscar entrevistarte con la nueva profesora para conversar sobre los progresos de tu hijo, a la vez que estableces un vinculo más cercano.
  • Informarte sobre la política del centro educativo acerca de la alternancia de profesores y el perfil que buscan en ellos.
  • Intégrate a grupos de padres de familia, donde podrás recibir más referencias sobre las profesoras de la escuela.

Qué hacer cuando sucede

Si los cambios no son informados adecuadamente, son demasiados frecuentes o sientes que afectan negativamente a tu hijo, tienes todo el derecho de pedir una explicación al centro educativo. En ese caso es recomendable hacerlo como grupo de padres de familia.

Si de dan de la manera y en el momento adecuados, existen formas de manejar el tema con tu hijo:
  • Conversa con tu hijo sobre las razones. Puedes decirle por ejemplo que su "miss" está especializada en educación básica y que otras profesoras lo están en los siguientes niveles.
  • Tranquilízalo haciéndole ver que seguirá viendo a su "profe" en el colegio, saludarla, conversar con ella.
  • Antes de pasar de año, sugiérele que una bonita forma de despedirse de su maestra sería preocuparse por atender sus clases y ser un buen alumno.
  • Invita a la casa a su profesora del año pasado. A ambos les encantará la idea.
El desarrollo personal de nuestros hijos es una mezcla de grandes satisfacciones y tristezas, como la de no seguir con la misma "miss". Apoyémoslos para que aprovechen las primeras al máximo y para que superen las segundas con mucha comunicación y cariño.


Imagen: Aaron and Stacia Shafovaloff en Flickr.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

2 comentarios:

  1. En nuestro Kinder intentamos que esto nunca ocurra a mitad de curso pero inevitablemente no puedes controlarlo al 100%, cuando ha pasado siempre realizamos una reunión con los padres de Familia explicando la situación.

    ResponderEliminar
  2. La clave es la comunicación, definitivamente. Estamos asombrados por los servicios educativos que ofrecen en su sitio web. ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@, comenta!