3 jun. 2014

Cómo evitar el vértigo en los niños

La segunda razón por la que se acude a consulta en Estados Unidos es por trastornos del equilibrio. Esto incluye niños que presentan vértigo, una dolencia muy desagradable y difícil de rastrear. En un artículo anterior hicimos una breve introducción al tema. Veamos ahora cómo evitarlo.



Causas del vértigo

Antes que nada, debemos tener claro que el vértigo no es una enfermedad, sino el síntoma de que algo anda mal. A pesar de que aún se conoce poco sobre el funcionamiento del aparato auditivo, se sabe que entre las causas más comunes de vértigo en los niños están las siguientes:

  • Estrés.
  • Infeccciones.
  • Alergias.
  • Laberintitis.
  • Tumores.
  • Contracturas.
  • Traumatismos craneales.

Incluso se indican factores genéticos, más difíciles de descubrir.


Cómo prevenir los mareos

Sin embargo, existen algunas medidas que podemos considerar para evitar que nuestros hijos sufran de vértigo, en tres campos: el oído, la vista y el sistema propioceptivo (posición y movimiento del cuerpo).

Oído
  • Estar al día en la aplicación de vacunas a tu hijo.
  • Ir a consulta apenas tu hijo presente infección en nariz, oídos o garganta.
  • No pemitas que se introduzca pequeños objetos en la oreja.
  • Uso del casco en actividades deportivas u otras que lo requieran.
  • Enséñale a sonarse la nariz con suavidad, dejando siempre una fosa abierta.
  • Reprograma un viaje en avión si tu hijo está con resfrío o gripe.
  • Antes de enseñarle a bucear, consulta con el pediatra.
  • Aléjalo de lugares mal ventilados y con productos tóxicos.
Vista
  • Lleva a tu hijo al oftalmólogo con regularidad, de preferencia una vez al año. Así detectarás problemas visuales antes de que estos le causen mareos y podrás corregirlos con gafas.
  • El cambio de las medidas de sus gafas también debe ser muy cuidadoso. Una medida mal establecida también le generará vértigo.
  • Usar gafas de sol.
Sistema propioceptivo
  • Mantener el peso ideal. El sobrepeso aumenta la grasa y engrosa las paredes del aparato auditivo.
  • Vigilar niveles de azúcar.
  • Enséñale a no cruzar las piernas estando sentando, y a no sentarse sobre ambas.
  • Procura que realice algún deporte o ejercicio, sin exceso.

Si de todas formas se presentan mareos o vértigo en tu hijo, acude de inmediato al pediatra para hallar su causa y tratarla a tiempo.


Más información en: Kids Health.


Imagen: Loles en Flickr.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!