10 jul. 2014

Combinación de colores para la habitación de tu hijo

Decidir los colores que tendrá la habitación de tu hijo no es tan difícil como parece. Cierto es que dependerá si es niño o niña, de su edad, su personalidad y sus gustos, así como de aspectos de espacio e iluminación. Pero una manera de elegir esos colores es darle una mirada a su clasificación.



1. Colores básicos

Para no hacerse tanto problema. Los colores básicos son los más usados en los jardines de infancia para que los niños se familiaricen rápidamente con ellos, incluyendo sus combinaciones secundarias. Sin embargo, se recomienda pintarlos máximo en una de las paredes del dormitorio infantil.


2. Colores complementarios y adyacentes

Se presentan generalmente en un espectro de colores agrupados en círculo. Aquellos que se opongan en el círculo cromático serán los colores complementarios. Por otra parte, se encuentran los colores adyacentes es decir los ubicados lado a lado en el mismo círculo, con los que también pueden obtenerse lindas combinaciones. Por ejemplo, el amarillo es adyacente con el naranja y el verde.


3. Colores por tonalidades

En las tablas de colores estos se agrupan por tonalidades. Aquí la graduación de colores es mucho mayor y da lugar a más posibilidades. Puedes solicitar una guía Pantone en cualquier tienda de pinturas para darte una idea, o también buscarlo online.


4. Colores según espacio e iluminación

Si la habitación es amplia y tiene grandes ventanales, puedes jugar con tonalidades menos claras. Si por el contrario el cuarto de tu hijo es muy pequeño y con poca iluminación, prefiere los colores más claros posibles. En este último caso, la pared donde caiga el Sol debe ser la más clara.

5. Por género

Es un criterio cada vez más en desuso. En el caso de las niñas se suele usar tonalidades de rosa y violeta, para los niños el celeste y para ambos puedes decidir entre todas las alternativas que ofrecen las familias del verde y el amarillo.

6. Al gusto del cliente

Todas estas variaciones se van al tacho cuando se trata del color favorito. Aquí no hay norma de balance ni Feng Shui que valga. Si tu hijo tiene un color favorito sería genial usarlo en su habitación. Puede ser "Amarillo Iron Man", o "Azul Superman" o "Rojo Hombre Araña". Eso sí: ¡trata que sea la tonalidad más sobria posible!

Algunas recomendaciones generales
  • No uses más de dos colores distintos en el pintado de la habitación.
  • Procura que combine con los muebles y cortinas.
  • Elige pintura baja o sin plomo u otros elementos tóxicos.
  • Deja siempre el techo blanco.
  • Evita diseños y patrones, pues no contribuyen a un ambiente tranquilo y ordenado.
  • Nunca deseches los sobrantes de pintura. ¡Te servirán para cubrir las manchas de manos y pelotas!
  • Compra la pintura en una tienda que pueda darte la tonalidad exacta que buscas.
  • Si tiene la edad suficiente, consulta con tu hijo sobre los colores que le gustarían. Puedes hacerlo revisando juntos revistas de decoración, la tele o hasta la calle.
  • Contrata a un buen pintor y que sea de confianza.
  • Si la habitación es pequeña, es preferible retirar de ella todos los muebles. Si es un dormitorio grande, bastará con taparlos con plásticos.
  • Deja que la pintura seque por lo menos durante una semana y con buena ventilación, antes de que tu hijo vuelva a ocupar su habitación.

Imagen de cabecera: Dream House Furniture.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!