1 ago. 2014

Cómo mantener el orden en casa durante las vacaciones

Durante la primera temporada de clases escolares las cosas iban bien. La hora del desayuno, de las tareas, de la comida y del aseo eran casi siempre las mismas. Pero en vacaciones todo se sale de control y lo que debía ser un tiempo de sano y merecido descanso se convierte en una verdadera pesadilla.


Los chicos duermen hasta más tarde, no hay tareas y si las hay se dejan para el último momento, aparecen los paseos, viajes, el cine, la playa o el teatro infantil; el horario escolar, ese de bonitos colores y pegado tras la puerta, desaparece.

La clave está en prever con suficiente anticipación la desaparición de tiempos, límites y orden que se produce durante las vacaciones. Para eso, conviene hacer algunos ajustes a la rutina diaria en casa.

Horario de vacaciones

Ahora ese gran espacio que era ocupado durante las mañanas por el colegio está en blanco, listo para que nuestros hijos lo llenen con interminables horas frente al televisor, la tablet o el ordenador.

Si sabemos que las horas de la mañana son las mejores para actividades intelectuales, pues asignémosles su espacio a la lectura, juegos de mesa de estrategia, repasos de lo que se hizo durante lo que va del año y reforzamiento de los cursos débiles en tu hijo.

Programemos los viajes de vacaciones con tiempo, así sabremos durante cuántos y que días no existirán horarios (¡de eso se tratan los viajes!). Eso sí, al regresar la pizarra semanal de labores y deberes deberá estar lista y esperando a todos.

Juguetes y habitaciones

Refuerza en tus hijos la idea de que no por ser vacaciones vamos a dejar las cosas tiradas. Si ya tenían definidas sus responsabilidades deberán mantenerlas, salvo que haya alguna que se deba cambiar como ordenar su mochila escolar, por ejemplo. Y si no se las habías asignado... ¡es buen tiempo para empezar a hacerlo!

Ropa y aseo

Desde lavarse los dientes hasta bañarse, desde colgar la ropa en el armario hasta dejarla para lavar, el cuidado de la higiene y de las prendas de vestir deben seguir siendo atendido por tu hijo, claro que dependiendo de su edad y habilidades.

Tiempo libre

Siendo breves: si permitimos que vacaciones y tiempo completamente libre sean lo mismo para nuestros hijos, sencillamente estaremos perdidos.

Supervisión y guía

Ya sea que te encargabas tu a tiempo completo o bien si recibías el apoyo de una niñera o ama de llaves mientras ibas al trabajo, todas aquellas personas encargadas del cuidado de los niños deben reorganizar también sus horarios. Las mañanas ya no serán solo para hacer la limpieza y la comida, sino que también se deberán intercalar con la guía a los niños en su horario vacacional.

El rey cable y la reina tablet

Ya es común ver grupos de niños reunidos juntos, pero no corriendo ni saltando, sino cabizbajos con la vista clavada en su dispositivo electrónico. Si bien no es posible ya eliminar estos aparatos de sus vidas, por lo menos regulémoslos y expliquémosles los peligros que se ocultan tras sus millones de alternativas de entretenimiento.

Si hay orden y aseo, hay paseo

Una vida ordenada nos permite disfrutar con mayor tranquilidad de los tiempos libres en familia. Es bueno promover esa misma actitud en nuestros hijos, vinculando el cumplimiento de sencillos deberes en casa con el entretenimiento como premio al esfuerzo. Resulta contraproducente que, a pesar de mantener el desorden en su habitación o de quedarse en pijama todo el día, les permitamos que piensen que es su naturaleza estar libre de responsabilidades y disfrutar de la vida "porque son niños".

Teniendo en cuenta estos detalles ayudaremos a los niños, no solo a cultivar la disciplina (sin llegar claro a niveles de cuartel) sino también a mantener una rutina que los ayude a recibir con menos traumas y sin bajas calificaciones el retorno a las aulas.


Imagen: Wikipedia.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!