14 oct. 2014

Los niños y las extorsiones telefónicas: acciones y prevención

Entre las medidas de seguridad que debemos enseñar a nuestros hijos está el cómo responder ante una llamada extorsionadora. Esta es una modalidad de robo muy extendida y que usa el teléfono para extorsionar creando miedo y preocupación para así obtener dinero. ¿Cómo debe responder un niño esas llamadas? Pero antes, ¿cómo podemos evitarlas?



Alejandra: ¿Aló?
Extraño: Hola..... Alejandra (en tono muy familiar).
Al: Quién es?
Ex: .................Tu tío.
Al: Qué tío?
Ex: ....................¡Jorge!

La llamada sigue con el extraño contándole a la asustada niña que la policía lo ha venido a buscar y lo acusa de un crimen, que él es inocente. Le pide que no le diga nada a sus papás. Luego, le pasa con el "policía" quien le pregunta sobre la dirección de la casa. Justo en ese momento, el papá de Alejandra toma el teléfono, dice "Aló, quién es"...y cuelgan.

Parece imposible, pero este es el nivel de conocimiento al que pueden llegar los delincuentes de una familia con solo cruzar información de internet, colegios y trabajos. Existen mafias que comercializan esta información, robada o hackeada de diversas fuentes o que son de dominio público, simplemente porque no sabemos cómo configurar la seguridad de las páginas que utilizamos y no reparamos en que al hacerlo estamos poniendo nuestras vidas y las de nuestros hijos en vitrina.

En el caso de Alejandra, un caso real, los delincuentes sabían que estaban llamando a una casa donde había una niña que se llamaba Alejandra y probablemente conocieran el nombre de mamá y papá. Incluso conocían el nombre de su tío, que no vive con ellos.

Si la llamada la recibe un niño es probable que sea fácilmente engañado, salvo que la familia ya haya conversado sobre esto y tomado las debidas precauciones.

Concejo familiar

Solo tienes que reunir a la familia en casa y conversar de una manera tranquila y sin exageraciones sobre las personas extrañas que buscan diferentes maneras de robar, explicar que una de ellas es llamar haciéndose pasar por un pariente o policía.

Nuestros hijos deben aprender a reconocer este tipo de llamadas, que tienen las siguientes características:

  • Se hacen pasar por un pariente o por la policía.
  • Hacen muchas preguntas sin ninguna razón para hacerlas: ¿dónde está tu mamá?, ¿y tu papá?, ¿qué estás haciendo? En ningún momento piden que les pase con ellas, que sería lo normal.
  • Otra persona pregunta los datos, una "autoridad".
  • La llamada se oye extraña, como si estuvieran lejos.
  • No se reconoce de inmediato a la persona, como pasa cuando es la verdadera.
  • Se desespera o se pone a llorar, pide ayuda.

Si tu hijo recibe esta llamada, la respuesta más rápida es la de colgar y avisarte. Conversa con él sobre lo que le preguntaron y otros detalles de la llamada. En caso que llamen de nuevo contesta tú y cuelga. No volverán a llamar.

Qué hacer ante una llamada extorsionadora

Cuando haya sucedido una llamada de este tipo, hay varias acciones que deben tomar y que también sirven a manera de prevención:
  • Si tienes registro de llamadas en tu teléfono, recupera el número de origen de la llamada.
  • Acude con el número a la comisaría más cercana o a la división de estafas o secuestros de la policía más cercana y sienta la denuncia. Ellos harán las investigaciones del caso.
  • Solicita a la compañía de teléfonos el cambio de numeración del teléfono de casa y si es posible de los móviles. Asimismo, solicita que estos no aparezcan en los registros públicos de su portal.
  • Los niños de la casa no deben volver a contestar el teléfono, por lo menos hasta que se haga el cambio de numeración.
  • Cuando los niños contesten no deben dar ningún tipo de información.
  • Restringir lo que publicamos así como el acceso del público a datos personales en Facebook, Linkedin y otras redes sociales. Solo tienes que poner tu nombre en el buscador para saber qué tan expuesto estás.
  • Inventa claves telefónicas que solo conozca tu familia.
  • Alerta al entorno familiar, al colegio y trabajos de ambos padres, para que a su vez tomen las medidas de seguridad necesarias sobre los datos de las personas que trabajan o estudian ahí.
  • Cambia de rutina, rutas de tránsito y horarios en lo posible.

Conversa sobre estas recomendaciones en casa, compártelas con tus familiares y amigos; seguramente habrán muchos que tendrán una experiencia similar para compartir. Conocer otras modalidades de extorsión te ayudará a una mejor prevención.

Dónde comunicarse ante una extorsión telefónica:
Policía Nacional del Perú: 424-9524, 330-7069 o 424-3140.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!