4 dic. 2014

Creencias y métodos mágicos para averiguar el sexo de tu bebé: la única magia está en la vida que llevas dentro

Son muchas las creencias populares que se han transmitido de generación en generación sobre las técnicas mágicas para conocer el sexo de los bebés sin necesidad de ir (y pagar) al ginecólogo; total, es gratis. Pero muchas mamás entusiasmadas cometen el error de tomarlas como definitivas.


La cadenita

Tiene que ser de oro y contar con un dije del mismo metal. La mamá se sentará y despejará su mente colocando la palma de la mano derecha hacia arriba. Una amiga o familiar (nunca un hombre) tomará la cadenita y con la mano libre tomará el dije hasta que la cadena quede totalmente inmóvil.

Luego la futura madre abre bien el espacio entre los dedos pulgar e índice por donde la adivinadora pasará tres veces la cadenita, de abajo hacia arriba para luego dejarla colgar a pocos milímetros de la mano. Si la cadena empieza a moverse en círculos, será niña, si lo hace en línea recta, será niño.

La explicación es sencilla: la cadenita se moverá por efecto del pulso de la adivinadora.

Barriga en punta es hombre, redonda es mujer

Hay muchos factores que influyen en la forma de la barriga de la embarazada, pero ninguno de ellos es el sexo. La contextura física, el volumen de líquido amniótico, la ubicación del cigoto y el nivel de grasa abdominal de la mamá son algunos de estos factores. Las probabilidades de que coincida con el sexo son cincuenta-cincuenta.

Las niñas consumen la belleza de la mamá

La tradición dice que si la mamá se pone bonita durante el embarazo, su hijo será hombre y si se pone fea, será mujer. Además de ser una creencia profundamente machista, no tiene ninguna base científica. La belleza de la mujer embarazada puede verse afectada por muchas cosas, como complicaciones durante el embarazo, mala alimentación, descuidos y negligencia. La edad en que sale embarazada también influye mucho, así como un estilo de vida agitado, factores genéticos latentes, dolencias, preocupaciones económicas, estrés, etc.

Factores climáticos durante la concepción

Puede que la luna llena, los ventarrones fuera de estación o una lluvia torrencial influyan en tu estado de ánimo al momento de la concepción, pero no influirán en el sexo de tu bebé.

El frío, la humedad, el calor o la luminosidad nocturna no pueden alterar la composición cromosómica de los espermatozoides y óvulos, y si es que influyen en su velocidad será en la de todos por igual, los de carga X o carga Y.

Las tablas china y maya

Son calendarios en los que se registran datos como el mes y la edad en que concebiste, se combina todo con tu edad "lunar" y así se determina si el bebé será hombre o mujer. Ambas tablas son muy similares, lo cual ya es sospechoso, ¿verdad?

Resultaría hasta indignante para la milenaria cultura china que el enorme saber acumulado por su cultura durante tanto tiempo se resumiera en una tabla de doble entrada en las que, si te fijas bien, la cantidad de celdas con bebes varones es la misma que la de niñas, es decir "mita-mita"; una verdad que ya se conoce por estadísticas demográficas.

Como jugando

Pero todo esto no quita que puedas pasar un momento divertido jugando a adivinar el sexo de tu bebé con cualquiera de estos métodos. Lo único que te recomendamos es que no los tomes tan en serio como para adelantar las compras y el pintado de dormitorios

Igual, el ginecólogo te lo confirmará partir de los cinco meses, con la pantalla del ecógrafo frente a ti, en vivo y en directo. Recién entonces podrás pensar con seguridad  en el color de los ropones, la habitación y accesorios, ¡no cometas el error de comprarlo todo antes!

Recuerda que no importa cuál sea el sexo de tu bebé sino que lo quieras tal como es; la única y maravillosa magia está en la vida misma que engendras.


Imagen: Pixabay.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!