6 ene. 2015

Cómo usar el protector solar en los niños

En muchos países ya se vive la etapa veraniega. Las familias aprovechan los días de sol para visitar las playas y que sus hijos disfruten la frescura del mar. Hoy, cada vez más personas toman conciencia de la necesidad del uso de cremas bloqueadoras de sol en ellos y en sus hijos. Aquí algunas recomendaciones sobre su uso.


Cuanto más barato, menos efectivo

Cuando se trata de un producto para proteger la salud de tus hijos, vale la pena gastar un poco más. Y es que los protectores de sol baratos no solo protegen mal a la piel de los rayos ultravioleta, sino que  muchas veces contienen sustancias nocivas. A la hora de comprar revisa bien su contenido.

¿Y si no hay sol?

A muchos nos ha pasado que a medida que llegamos a la playa, una caprichosa nube se estaciona sobre ella amenazando con arruinar el día. Contra lo que podamos pensar, debemos aplicarles igual el bloqueador solar a nuestros hijos ya que los rayos UV atraviesan el manto de nubes sin dificultad. Es en estos casos en que se dan las peores quemaduras en niños cuyos papás confiados decidieron ahorrar un poco de protector.

No esperes llegar a la playa

La aplicación de los protectores solares se recomienda entre veinte a treinta minutos antes de estar bajo la luz directa del Sol. Este es el tiempo que necesita la crema de protección solar para absorberse en la piel y crear la capa protectora necesaria. Puede sonar raro, pero lo mejor es aplicar el bloqueador antes de salir rumbo a la playa.

Cómo aplicarlo en tu hijo

Ahora que el sol está más fuerte que hace algunos años, cubrir el cuerpo completamente es más que necesario: es vital. En los niños suele ser más fácil que en las niñas, por el tipo de ropa de baño que usan. Pero en ambos casos debes empezar de arriba hacia abajo con especial cuidado en el rostro y sin olvidar las orejas, axilas, debajo del borde de la ropas de baño, muslos y pies. 

Cada dos horas

Existen cremas más densas y otras más cremosas y fáciles de aplicar. Prefiere estas ultimas pues te tomará menos esfuerzo y tiempo el aplicarlas de nuevo cada dos horas y luego de salir del agua. Si bien las cremas a prueba de agua dan una mejor protección no te fíes de ello y aplícalas también cada dos horas.

No puede solo...

Antes, el protector solar era suficiente, ahora debe ser parte de las diversas medidas de protección para el sol con que debes contar, tales como sombrilla (mejor de tela gruesa), sombreros (no gorras que dejan expuestas las orejas y la nuca), polo ligero para cuando tu hijo juega en la arena húmeda, gafas de sol y mucha agua.

...y no solo en la playa

Los niveles de radiación utravioleta se han elevado a niveles my peligrosos en los últimos años. Ya pasaron aquellos años en los que la protección solar se aplicaba solo para ir a la playa. Hoy se recomienda usarlos durante toda la temporada de sol, para ir al campo o hasta al parque del barrio. El bloqueador solar se ha convertido en parte imprescindible de tu botiquín veraniego. Úsalo en tus hijos y en ti siempre.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!