16 feb. 2015

Más allá de los tiernos letreros, ¿tu bebé viaja seguro a bordo?

Es muy tierno ver aquellos stickers o pegatinas en los automóviles de "bebé a bordo", o donde una familia completa está cogida de las manos, rodeada de corazones y demás. ¿Se traduce ese cariño en protección real para tu hijo? A bordo, pero... seguro?


Antes de pegar ese letrero de moda tan original en tu auto, reflexiona sobre las medidas de seguridad que deben haber en tu auto antes de subir en él a tu familia. Aquí algunas cosas que debes revisar.

Cinturón de seguridad

Revisa que tu auto los tenga tanto en los asientos delanteros como posteriores, incluso en el medio. Asegúrate que estén en buenas condiciones, que la correa se deslice y que no se trabe, que no presione demasiado a tu hijo al ponérselo, que se pueda graduar con facilidad y que no tenga jirones.

¿Llevarlos sin cinturón? ¡Esta fuera de toda discusión! Si el auto va lleno y no alcanzan los cinturones, pues no subas a los niños o que algunas personas vayan en otro auto.

Asiento para niños en el auto

En muchos países la multa por no llevar a los niños pequeños en sillas adaptables para automóviles es bastante elevada. Pero no adquieras uno de estos accesorios solo para evitarlas, sino sabiendo que así aumentarás la protección de tus hijos ante un accidente. Los asientos infantiles deben fijarse con precisión en el auto a través del cinturón de seguridad y las correas que estén en su interior deben funcionar adecuadamente. Sigue las instrucciones y no te limites a instalarlo cada vez que salgas de paseo, es mejor darte un tiempo para practicar su colocación en el garaje de casa.

Puerta con seguros para niños

Los niños tienden a jugar con todo aquello que está a su alcance y si las puestas traseras de tu auto no tiene activado el seguro contra niños puede ocurrir un accidente al abrirse. Es cierto que a veces resultan molestas, pero es mejor interesarse y dominar su funcionamiento que exponer a los niños al riesgo.

Niños atrás

¿Cuántas veces hemos visto a padres irresponsables salir con su hijos menores de copilotos, o hasta ponerlos sobre sus faldas para que ellos maniobren el timón. Esto se da con mucha más frecuencia de lo que podamos suponer. Por eso es necesario recordar que los niños van en los asientos traseros del auto, nunca adelante.

Bebés a bordo...de los otros autos

Así como cuidamos la seguridad de nuestros hijos dentro del auto, también debemos preocuparnos de los que viajan en los autos que nos rodean en la vía. Debemos recordar que de nuestra conducta responsable al volante dependerá la salud, el futuro y la vida de nuestros niños y de los ajenos. Respetemos las señales y las distancias y estemos siempre alertas.

No vale de nada llenar el parabrisas con ingeniosos mensajes de moda. Si realmente queremos demostrar el cariño que tenemos por nuestros hijos, no arriesguemos sus vidas. Así los avisos de "bebé a bordo" no serán un simple letrero, sino una legítima insignia ganada por un padre responsable.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!