19 ago. 2015

Veinte frases que esperamos nunca oír de nuestros hijos en público, pero que tarde o temprano terminarán diciéndolas

¿Quién no se ha sonrojado de vergüenza cuando nuestro hijo suelta alguna frase comprometedora en público? Ningún padre de familia está a salvo de estos momentos, muy comunes durante los primeros años de vida del pequeño, pero ante los cuales solo atinamos a tartamudear o acelerar el paso.


Nuestros hijos nos ponen en evidencia frente a los demás adultos con frases tan ocurrentes como inocentes. Por eso, debemos tener mucho cuidado con lo que comentamos frente a ellos, tarde o temprano lo recordarán, y en el peor momento.

Puede avisarte que tienes abajo la cremallera mientras haces la cola del banco o desmentirte cuando inventas algún pretexto para salir de aquella reunión. De entre todas las que hemos escuchado o nos han contado padres que estuvieron atrapados en una situación embarazosa, seleccionamos aquellas que consideramos que tiene más posibilidades de sucederte.
  1. Mamá, ¿por qué este señor es tan gordo? (en el ascensor).
  2. ¿Por qué no pagaste el boleto de bus, papá?
  3. Mamá, me hice popó.
  4. Señor, mi mamá dice que usted está borracho.
  5. Señora, mi papá dice que usted se ríe como bruja.
  6. Papá, teta.
  7. Sr. Policía, ¿usted a cuántas personas ha matado?
  8. Mamá, ¿a qué hora se van tus amigas para poder dormir?
  9. Señor, si no me da ese caramelo mi papá le va a pegar.
  10. Papá, este taxi huele feo.
  11. Sí tienes sencillo mamá, en tu monedero.
  12. No tía, nos vamos porque hablas mucho.
  13. ¡Abuelito, en esta casa no se grita!
  14. ¿Cómo entré en tu barriga, mamá?
  15. Mamá, ¿por que botas la cáscara a la calle?
  16. Maestra, mi mamá dice que usted no sabe enseñar.
  17. Mamá, esa señora esta metiendo comida en su cartera.
  18. Abuelito, ¿por qué te pegas esta tapa de pelos en la cabeza?
  19. Yo no estuve enfermo papá, no mientas.
  20. ¡Yo no tengo cinco mamá, tengo siete! (donde niños pagan desde los seis años).

Recomendaciones


Ante estas frases célebres, lo mejor es mantener la calma y cuando sea posible, dar las explicaciones del caso. No hagas sentir a tu hijo que ha dicho algo indebido en ese momento, para él la curiosidad y la inocencia son su inspiración. Si no hay mala intención, no tiene por que haber llamado de atención.

Conversa luego en casa. Ahí puedes contarle que algunas personas se pueden sentir incomodas con lo que ha dicho y que es mejor pensar un poquito antes de hablar. Tampoco tiene que excusar a tu hijo frente a los demás.

No hables de otras personas frente a tu hijo. La edad de la "esponja humana" hace que los pequeños capten y retengan todo aquello que les ha llamado la atención. Cuando aquella persona o situación de la que hablaste se presente ante él, no dudará en expresarlo de manera natural.

Finalmente, no permitas que aquellas personas afectadas traten mal a tu hijo o te recriminen a ti por lo que dijo. A su edad no entienden de egos, orgullos ni prejuicios.

Tal vez las frases que te mencionamos líneas arriba sean las que menos desees oír de tus hijos, pero serán las que recordarás toda tu vida.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!