24 may. 2016

Visitas escolares educativas: ocho destinos populares entre los niños

Cada año, los colegios realizan excursiones y visitas escolares a diferentes lugares. Estas actividades son muy importantes en su formación porque ponen en contacta a los niños con la naturaleza o descubren para ellos la maravilla de los procesos de elaboración de alimentos, experimentos y la vida de los animales. Pero, ¿cuáles de estas actividades son los destinos para visitas pedagógicas preferidos por los niños?



Entre el amplio abanico de posibilidades que hay para realizar paseos educativos para niños, hay muchos que aportan una gran riqueza en conocimientos y experiencia a los pequeños. Pero existen algunos sitios para salidas pedagógicas cuyo éxito está asegurado y causarán un gran impacto por muchas razones. De todos ellos, hemos elegido ocho que pueden cumplir objetivos pedagógicos con facilidad.

Museos de experimentos


Estos lugares son los más adecuados para realizar salidas pedagógicas para matemáticas, o para ilustrar en vivo y en directo algunas de las propiedades de la materia a través de experimentos.

Muchos de estos sitios tienen preparadas actividades que sorprenderán a los chicos por su espectacularidad. Experimentos con burbujas de jabón, imanes, electricidad entre otros están entre los más celebrados.


Zoológicos y granjas para niños


El contacto con los animales siempre ha hecho las delicias de los niños durante las visitas escolares. Quienes hemos ido con ellos de visita al zoológico o a una granja temática para niños recordaremos para siempre las exclamaciones de asombro de nuestros hijos, sus preguntas sobre por qué comen afrecho las cabras, o llamándonos apurados para ver como la vaca le da la leche a su becerro.

En los zoológicos, los grandes animales como el elefante, el búfalo o el león son los que causan una mayor impresión en los niños.

Viajes escolares a la playa


El mar provoca una fascinación especial en los niños. Los paseos educativos para colegios que incluyen playas en su itinerario pueden ser muy útiles para hablar de dónde viene la arena, qué animales se esconden en la arena húmeda, como pueden mantener la respiración los cangrejos bajo las olas, adivinar si las estrellas de mar se mueven, etc.

La playa también puede ayudar a entender procesos como la erosión por agua y viento, las mareas, por qué el mar es salado y muchas cosas más.

Visitas escolares al campo


Los viajes escolares al campo resultan un maravilla. Solo bastará ver a los grupos infantiles retozando entre los árboles, escarbando el pasto o escondiéndose tras las rocas.

En el campo, los niños podrán descubrir diversas clases de hojas secas o insectos en los árboles, conocerán mejor las partes de una planta o árbol, se asombrarán de lo profundas y gruesas que pueden llegar a ser las raíces y lo alto que alcanzan a levantarse las copas de los árboles.

De paso, aprenderán a apreciar la bendición de un día al aire libre y comenzarán a internalizar la importancia del respeto al medioambiente.

Museos culturales


Ya sean de historia, arqueología o culturales, los museos ayudarán a enseñar a los niños el concepto del tiempo y su influencia en las personas. Pueden reforzarse aquí los primeros ensayos de líneas de tiempo sobre diferentes hechos históricos, así como conocer vestimentas, utensilios, costumbres y arte de civilizaciones pasadas.


Fábricas de golosinas


Todos recordamos esas mágicas visitas a las embotelladoras, a las fábricas de helados o a las industrias donde se empaquetaban los chocolates. Grandes y ruidosas máquinas parecían hacer magia cuando miles de golosinas eran llevadas por largas bandas transportadoras y desaparecían en algún túnel misterioso para aparecer al oto extremo envueltas, como por arte de magia; los helados tomaban las formas más caprichosas y las botellas de gaseosas tintineaban sin cesar.

En estas fábricas los niños, además de unos deliciosos obsequios se llevarán la noción de procesos de fabricación, el aporte de la tecnología a nuestras vidas y la transformación de insumos en productos finales.

Castillos


Los castillos son igualmente fascinantes para los niños. En sus cabecitas están relacionados con caballeros, dragones y princesas. Muchos de estos lugares aprovechan el misterio que inspiran sus paredes de piedra para envolver a los niños, que quedan fascinados con historias de batallas, príncipes azules, héroes y doncellas rescatadas.

Igualmente, los castillos pueden ser un apoyo para cursos de literatura infantil donde los niños crean sus propios cuentos, por ejemplo.

El observatorio astronómico


También conocidos como planetarios, reciben a los niños con un verdadero universo de emociones. En la mayoría de ellos se estila recrear el paso del día a la noche con un sofisticado proceso tecnológico en el que el sol y las nubes se proyectan en el techo. A medida que avanza el día a pasos acelerados aparecen la luna, las estrellas y la vía láctea. Las luces y la sensación  de profundidad que producen sus techos abovedados dejan a los niños pasmados.

Conceptos como planetas, órbitas, el lugar de la tierra en el sistema solar, la gran bola de fuego que es el sol y el milagro de la vida en nuestro planeta, son conocimientos que se verán más que fortalecidos con una experiencia como esta en los niños.

Estos son algunos de los lugares más populares entre los niños para visitar. Si estás organizando viajes o visitas escolares educativos, considera estas opciones donde la diversión y el aprendizaje serán uno solo.

Sigue leyendo:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!