26 jul. 2016

Aclarando dudas sobre los bebés que gatean

Durante muchos años han aparecido diferentes tendencias y recomendaciones para los bebés que gatean. Afortunadamente, hoy en día se han relajado muchas de aquellas escuelas que sentenciaban a los bebés que no gateaban, se demoraban o no lo hacía como se debía. Aquí resumimos algunas aclaraciones hechas al respecto.

bebé-gateando-mi-kinder


Cómo debe gatear un bebé


Hay bebés que gatean de costado, otro hacia atrás, otros levantan rodillas y manos, otros solo mueven sus bracitos y arrastran las piernas. No te preocupes por cómo lo hacen, Lo importante es que gatean. No hay una manera correcta para que un bebé gatee. En todos los casos están ejercitando caderas y sincronizando movimientos, eso es lo que vale.

Existen algunas formas de gatear más recomendables que otras, eso sí. Por ejemplo, gatear hacia atrás no le permitirá sincronizar acercamientos y claro, el pequeñín puede que se de con un obstáculo sin saber qué pasa.


A los cuantos meses gatea un bebé


Gran parte de nuestras vidas hemos vivido dominados por los lapsos, los rangos y los estándares. No hay peor error que aplicar esto al desarrollo de nuestros bebés, todo lo contrario. Lo primero que debemos asumir sobre a qué edad gatean los bebes es que no hay tiempos establecidos, ni edades exactas para que nuestros hijos dejen de hacer algo y empiecen a hacer lo otro.

Hoy se sabe que cada niño tiene un proceso diferente de crecimiento, de adaptación, de progreso. En base a eso es que la pregunta ¿a los cuántos meses gatean los bebés? No se puede responder. Dependerá de cuándo tu hijo empezó o dejó de hacer muchas otras cosas por sí mismo, sin que le hayas privado de ello por creer que ya esta en edad para lo siguiente.

Una respuesta más precisa podría ser hecha solo en rangos, desde los 8 a los 12 meses, por ejemplo. Pero una respuesta más realista y que va más de acuerdo con las diferencias, es cuando esté listo. Y si no lo está pues no y no hay que estresarse por eso.

Como enseñar a gatear a un bebé


Lo primero que debes tener en cuenta es que no es necesario enseñar a gatear a un bebé. Él lo hará solo, por sus propios medios y según su curiosidad y necesidad de experimentar cosas nuevas. Muchas veces el buscar cómo hacer que nuestro bebé gatee refleja nuestra ansiedad por que lo haga más que una necesidad del bebé.

Antes que buscar cómo enseñar a gatear a un bebé es necesario observar y estimular. Nunca cedas a la tentación de moverle sus pies o manos. Si ha llegado el momento en que deje de arrastrarse y empiece a gatear, el mismo se dará cuenta. Entonces recién puedes llamarlo, mostrarle juguetes y otras cosas, pero nunca fuerces su ritmo de desarrollo.

Qué pasa si mi bebé no gatea


En resumen, no pasa nada malo, pero pierde ciertas habilidades que le servirán para cuando empiece a caminar. Gatear es parte de una secuencia natural de locomoción en el ser humano. Primero se sentará, luego descubrirá que puede arrastrarse, a continuación que puede usar sus cuatro extremidades alternadas y finalmente, caminará.

Si pasa de arrastrase a caminar, no dominará el suelo, al caer no tendrá bien desarrollado el reflejo de poner las manos o piernas antes del cuerpo y puede hacerse más daño. Sin embargo, estas son observaciones que podrían o no darse en tu bebé.

gatear-alfombra

Importancia del gateo


El que un niño gatee le dará mejor dominio de sus caderas, tendrá mejor percepción de lo que sucede a nivel del suelo y tendrá fijación por todo lo que está inmóvil. Así es como el gateo es una fase de preparación para lo que bien después, es decir, más movimiento y necesidad de un mejor equilibrio ya que dos de sus extremidades perderán contacto con el suelo.

Será entonces que su mundo se volverá más dinámico, su horizonte será más amplio y sus capacidades, manejo de objetos e intereses cambiarán radicalmente.

¡Atención, bebé gateando!


¿Tu bebé ya gatea? Pues es hora de celebrar, pero también de procurar que el ambiente que está a punto de descubrir en doble tracción este adecuado a él. Procura colocar estímulos en su ruta como juguetes, cojines, entre otros. El resto de cuidados son muy parecidos a los que se requieren cuando el niño camina: nada de manteles largos, busca que las esquinas sean redondeadas o tengan protectores; tomacorrientes con tapa, nada de cables sueltos, adornos de vidrio o pesados; cuidado al abrir o cerrar las puertas, cuidado con sus deditos y mucho más.

Como vez, el mundo del gateo en los bebés hay que tomarlo con calma. Antes que guiarte por miedos y alertas, observa a tu bebé, consulta al pediatra y mantente siempre cerca.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!