14 nov. 2016

Resolver problemas matemáticos escolares ahora será más fácil

Los ejercicios de matemáticas escolares suelen darnos más de un dolor de cabeza a los papás.  Unas veces porque nuestros hijos no tienen facilidad para resolver problemas matemáticos, y otras veces porque nosotros no recordamos cómo ser resolvían.


Incluso puede que los niños sí entiendan las matemáticas en primaria y tengan facilidad para aprenderla, pero a la hora de resolver los problemas se les hace un enredo.

En nuestra experiencia como padres de familia hemos podido descubrir, tanto en nuestros hijos como en los testimonios de otros papás, algunos secretos sencillos pero que hacen una gran diferencia a la hora de mejorar el rendimiento escolar de tu hijo en mate. Aquí te presentamos algunos de estos consejos claves:

Siempre usar hojas cuadriculadas


Las hojas de cuadros son las mejores para que tu hijo desarrolle sus ejercicios de matemática. Este tipo de hojas le permite realizar el proceso de resolución de manera más ordenada, por ejemplo, cuando hay que hacer trazos o figuras como respaldo, de tal forma que cuando los repase también le sea fácil entender lo que hizo para llegar a la solución final.

Nada como el lápiz


Especialmente en educación primaria se aconseja usar lápiz, ya que es mucho más sencillo borrar y corregir. Si se usara un lapicero, por ejemplo, para corregir habrían dos alternativas: o tachar o realizar el ejercicio nuevamente, perdiendo espacio y orden en la hoja.

Cómo leer problemas de matemáticas


Cuando el profesor de matemática indica al alumno solo operaciones para resolver, la solución es más mecánica y apoyada por fórmulas. Pero cuando se trata de enunciados o párrafos en los que se explican situaciones y se dan datos, debes enseñar a tu hijo a leer de manera corrida todo el problema, de principio a fin. Luego leerlo de nuevo, pero separándolo en tres partes, que pueden ser:contexto, datos y pregunta.

De esta manera, podrá diferenciar bien lo que le da y lo que necesita el problema para ser resuelto.

Preguntas básicas ante un problema matemático


  • Qué datos conozco: por ejemplo fórmulas, que deberán ser consideradas como inicio para toda solución.
  • Qué datos me da: todas las cifras que aparecen en el enunciado.
  • Qué datos necesito: los datos que no aparecen en el ejercicio y que debo hallar. Aquí también se deben diferenciar los datos innecesarios o engañosos.
  • Qué me pregunta: qué es lo que se quiere como respuesta. Debe estar claramente destacada a manera de interrogación o de acción ("Hallar...").

Orden y proceso


Por ejemplo, en muchos colegios se enseña a separar el procedimiento de solución de problemas matemáticos en tres partes: enunciados, operación y respuesta. Es un modelo básico muy útil.

Revisar siempre los ejercicios de matemáticas terminados


Lo usual en nuestros hijos es que salten del escritorio gritando que ya lo tienen, que ya está, con tal de terminar la tarea de una vez y poder ver la tele o chatear en la tablet. Pero eso es un gran error. 

Muchas veces sucede que el niño domina las matemáticas las entiende con facilidad, pero al realizar los ejercicios es desordenado y atolondrado. Todo lo que sabe no le valdrá de nada entonces, porque la respuesta será incorrecta. Explícale esto cuando le enseñes por que debe revisar siempre su tarea antes de avisarte o su examen antes de entregarlo a la profesora. Cuando encuentre los errores, entenderá.


Concentración al 100%


La generación de nuestros niños está hiperestimulada. Esto genera que realicen diversas actividades sin soltar sus accesorios móviles. Incluso te habrás sorprendido más de una vez cuando te asegura que se concentra mejor con música. Eso simplemente no es posible, y menos en matemática donde se requiere tener todos los sentidos enfocados en la solución del ejercicio.

Además, si se acostumbrase a hacerlo con música, cuando rinda su evaluación en el salón de clase, sin música, perderá la concentración por la falta de hábito.

Cuando realice sus tareas de matemática de primaria, no permitas que lo hagan escuchando música y regula el uso de otros aparatos en casa por parte de la familia. Recomiéndale que cierre su puerta, así nadie lo interrumpirá y evitarás que el hermanito menor la llame para jugar pelota.

Estos son algunos pequeños secretos que le ayudarán a tu hijo a ser más eficaz con sus ejercicios de matemática. ¡Cuéntanos sobre las mejoras que hayas podido apreciar en tu hijo!

Imágenes: Roberto Santiago Rodríguez, Pete.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!