Cómo evito que mi hijo lance cosas por la ventana

"Diego, hijo, ¿has visto mis pantuflas?", "Samantha, ¿donde dejaste el control remoto, hija?". Podríamos hacer una larga lista de objetos lanzados por la ventana por los niños que aparecen en manos de un vecino que los encontró diez pisos abajo. ¿Cómo evitar esto? Aquí algunos tips sencillos.


Ventanas seguras


No solo para evitar que tu hijo bote cosas por ahí, sino para prevenir accidentes. Puedes colocar mallas o rejillas en las aberturas. las más recomendables son las de nylon. También es una buena idea cambiar las cerraduras por unas más difíciles de abrir.

Tener las ventanas cerradas tampoco es una buena idea, porque se impide el ingreso de aire renovado a la habitación de tu hijo y a toda la casa. Por eso, es preferible tener ventanilla elevadas que permitan una revitalizante corriente de aire en el hogar.

Nada a su alcance


Cuando los niños comienzan a caminar, no solo explorarán la casa, su curiosidad los empujará a averiguar para qué son esos curiosos objetos que adornan todos los espacios. Y no solo querrá saber qué son, sino qué es lo sucede al dejarlos caer por la ventana.

Cuando veas que tu hijo está a punto de caminar apoyándose por paredes y puertas, es hora de retirar los adornos de su alcance.

Satisface su curiosidad


¿Esto quiere decir que debo dejarle que bote cosas por la ventana? Nada de eso. La sensación de ver desaparece un objeto, y mejor aún, verlo caer hasta romperse en pedazos en el suelo, es irrepetible. Eso no significa que tu hijo sea un delincuente en potencia. Lo que te proponemos es imitar la situación de lanzar cosas por la ventana.

Hay muchas formas de hacerlo, entre las cuales podrías elegir levantar a tu hijo sobre tus hombros y dejarlo que bote sobre su cama o la tuya algún objeto que no sea frágil. Puedes incluir tus propios efectos de sonidos que le den más fuerza a la experiencia. Te pedirá hacerlo seguido y ten por seguro que se olvidará de la ventana.

Debe estar siempre activo


El aburrimiento hace que lo chicos busquen emociones como las que tratamos aquí. Por eso, es necesario proponer a tu hijo hacer siempre actividades nuevas. Una manera es jugar con él al aire libre a lanzar la pelota de todas la formas posibles, o cualquier otro juguete fabricado para ser lanzado, como aviones de papel, por ejemplo.

A esto añádele las actividades familiares que no deben faltar en tus tiempos libres como pasear, ir al cine, visitar a la abuelita, ingresar a algún taller de verano o música, etc.

Finalmente, atiende a tu hijo


Nuestros hijos necesitan que estemos al pendiente de ellos, sentir que nos importa lo que dicen y lo que hacen. Si evitas a tu hijo en casa, cuando te pide jugar contigo, le estás diciendo todo lo contrario. Y una de las maneras en que los niños reflejan frustración por eso es botando cosas por la ventana.

Con algunos de estos consejos podrás tener éxito en que su hijo se olvide de tirar cosas por la ventana.



Comentarios