14 ene. 2017

Estas 10 frases te revelarán que tu hijo ya no es un niño

Nadie sabe exactamente dónde termina la niñez y dónde empieza la adolescencia. Pero existen muchas señales sutiles o explícitas que te confirmarán la cruda verdad: el niño está dejando de serlo. Aquí te dejamos con diez de ellas.


1. "Ya me da vergüenza ir al cine con ustedes"


Una frase que nos deja congelados a pocos metros de la puerta. ¿Qué pasó para que aquel niño que deshacía cualquier cosa que estábamos haciendo para ir a ver la última película animada, hoy se sienta abochornado, no solo de salir al cine con sus papás, sino de sentirse así.

2. "Necesito privacidad"


Empieza la delimitación de espacios y tiempos privados. Los niños dejan de serlo cuando poco a poco comienzan a buscar, asumir y defender su autonomía. El choque es fuerte, saber que los chicos crecen es tomar conciencia que una hermosa etapa dio paso a otra.

3. "¿Al parque? Yo los alcanzo..."


Es un ejemplo parecido al del cine. Ambas son situaciones típicamente relacionadas con momentos en familia. Puede que a tu hijo le siga gustando ir al parque, pero no contigo sino con sus amigos y amigas.

4. "Mi amigo dice que es verdad"


Las amistades destronan a papá y mamá como el referente de lo que debe y no debe ser, lo que me debe gustar y debo pensar. Este es un tema muy sensible, ya que sin la debida orientación y observación puede terminar en problemas.

5. "Ay, papá; ¡no seas anticuado!"


Es grande la sorpresa cuando aquellas costumbres y puntos de vista que a nosotros nos parecían contestatarios en el pasado, hoy sean visto por nuestros hijos como algo pasado de moda. 

La misma música que nos sirvió a nosotros para rebelarnos, es considerada por la nueva generación precisamente como aquello frente a lo cual diferenciarse "porque es lo que le gusta a mi papá".

6. "L@s chic@s so tan rar@s..."


Comienzan a marcarse las diferencias y la percepción de ellas confunde a ambos bandos. "Los que no entiendes, es raro" es la consigna. Entonces, empiezan las risitas y los momentos vergonzosos, la timidez y los pavoneos.

7. "El sábado tengo una chicoteca"


Esto quiere decir que tu hijo o hija tiene una reunión y que tú no estás invitada, ni siquiera para quedarte conversando con la dueña de la casa; solo chicos. Claro que tomarán refrescos y comerán palomitas de maíz y snacks de empaque, pero será su fiesta.

8. "Este año no voy a celebrar mi cumpleaños"


Es lógico que en un momento de sus vidas ya no quieran saber nada con aquello que les comienza a parecer "de niños pequeños". Desde globos, piñatas y animaciones infantiles, hasta los besitos de la tía abuela o el olor a guardado del chal de la abuelita. ¿Eventos para niños? ¡Olvídalo, mamá; no hay forma!

9. "Mamá, ¿cuándo tuviste tu primer enamorado?"


Luego que ese rojo bermellón se despeje de tu rostro, es bueno encontar las palabras precisas para responder esta pregunta hecha a boca de jarro. Es más fácil de lo que piensas; solo tienes que decir la verdad.

Pero más allá de esto, la pregunta rebela la gran curiosidad que se está despertando por el sexo opuesto, probablemente por alguno de sus pequeños representantes en particular. Es fundamental haber generado durante todos estos años la suficiente confianza como para que te lo cuente, sin que perciba que debe hacerlo.

10. "¡Quiero hacerme un tatuaje!"


Uno de los íconos de la rebeldía por naturaleza son los tatuajes. Si bien es cierto los tatuajes tradicionales no son recomendables a una edad temprana, hoy en día existen muchas opciones de menor duración. Sin embargo, dependiendo de dónde se lo haga tu hijo, le podría traer complicaciones en el colegio, en especial en aquellos donde no se permiten.

Solo si te muestra un interés enorme, incluso después de de haberle explicado los riesgos, consulta con un médico dermatólogo sobre esta posibilidad. Por nuestra parte, consideramos que es demasiado temprano para esto, pero si decides seguir adelante, considera que sea temporal, en un establecimiento de prestigio, en óptimas condiciones de higiene, muy pequeño y ubicado bajo la ropa.

Un plus: "Mamá, ya no tienes que contarme más cuentos para dormir"



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!