7 razones contundentes para evitar que tu perro lama a tu hijo

A quienes nos encantan los perros sabemos de lo divertido que es jugar con ellos, sentir su afecto y lealtad y llevar parte importante de nuestras vidas en su compañía. Pero esto no quita que seamos precavidos, en especial cuando se trata de nuestros hijos. Una de la conductas que debemos evitar es que laman a los niños. Aquí algunas de las razones más importantes por seguridad y salud.


Razones relacionadas con la seguridad de tu hijo


1. Señal de sometimiento


Lo común es asumir que cuando un perro lame a alguien es para expresar cariño, pero muchos perros también lo hacen para expresar dominio sobre el otro. Entrena a tu perro para que no lama en la cara, que sepa que esa es una conducta inaceptable en casa y con mayor razón hacia tu hijo.

2. Instinto maternal canino


Lamer también es una señal de que se está creando un vínculo maternal entre el perro y el niño. Si bien en humanos la maternidad está relacionada con ternura, cariños y cuidados, en los animales la maternidad implica mucho más.

Si un perro trata a tu hijo como si fuera su cachorro, podría actuar de maneras que pondrías en peligro a tu hijo. Por ejemplo, los perros y otros animales suelen llevar a sus cachorros de un lado a otro cogiéndolos de la nuca con sus dientes, ponen sus patas sobre ellos y hasta les dan un estatequieto que puede lesionarlos. No puedes permitir que tu perro asuma que tu hijo es su cachorro. Y una manera de lograrlo es evitando que lo lama.

3. Celos


Para lamer a tu hijo es necesario que el animal este próximo a él. Por más que conozcamos a nuestras mascotas, siempre debemos tener los cuidado necesarios y estar alertas cuando se les acerca un bebé o niño pequeño. En especial cuando se trata de un animal adulto o agresivo. 

Ellos pueden interpretar  movimientos, gestos del bebé de maneras muy distintas que los humanos. Además, existe la posibilidad de los celos. De hecho, se han reportado casos de ataques por este motivo.



Razones relacionadas con la salud de tu hijo


4. Gérmenes en los animales


Si tú nunca te has enfermado porque tu perro te lama, eso no significa que no le pase nada a tu hijo. Ten en cuenta que los perros, contra lo que muchos puedan pensar, tiene sus bocas en peores condiciones de higiene que las de los humanos.

Solo dedica un día a ver todo lo que lame tu perro (genitales, heces, basura, etc.) para convencerte que el nivel de limpieza de su boca no se puede comparar con el de las personas. Dejar que los perros laman a los niños para que su sistema inmunológico aún débil se refuerce, es un riesgo innecesario.

5. Enfermedades en las encías


No es cierto que todas las bacterias de animales que ingresan en la boca de los humanos mueren antes de pasar al cuerpo. Algunas de ellas no solo siguen vivas sino que causan enfermedades en las encías que pueden complicarse y generar hasta diabetes. Estas bacterias se encuentran con mayor frecuencia en personas en contacto con animales o que tienen mascotas.

6. Leptosporosis y estreptococos


Es una enfermedad animal que puede ser transmitida del animal infectado al tuyo, sin necesidad de contacto físico. Es una enfermedad que se transmite de animales a humanos con facilidad. Puede causar daños en los riñones e incluso meningitis. Los estreptococos también son muy comunes en los perros. Esta bacteria es muy temida ya que es la causante de la neumonia.

7. Gusanos


Hemos dicho antes que los perros como parte de su socialización con otros perros huelen sus genitales y anos. Así es como los gusanos pueden instalarse en sus bocas y transferirse a tus hijos al lamerlos.

Por eso, si cuentas con un perro de mascota, consulta con el veterinario de qué maneras puedes entrenarlo para que no lama a tu hijo. Así ambos disfrutarán con tranquilidad y seguridad de los muchos beneficios de tener un compañero de cuatro patas en la vida de tu hijo.

Imagen: Chris Price


Comentarios