20 feb. 2017

¿Debo contarle a mi hijo que perdí el empleo?

De repente, estás sin empleo. Ha llegado uno de esos momentos desagradables de la vida cuando quieres meterte en un hueco para no tener que ver ni oír a nadie. El desempleo es una tremenda prueba para las personas, sus parejas y familias. Pero ¿debo decirle a mis hijos que estoy parado?


La mayoría de artículos sobre qué hacer cuando se ha perdido el trabajo se enfocan con gran sentido común a recomendar la renovación de contactos, seguir asistiendo a reuniones, actualizarte profesionalmente, entre otros. Pero en pocos casos se atreven a dar una respuesta sobre si los hijos deben o no estar al tanto del problema.

Antes de tomar esta decisión, debes considerar ciertos aspectos:

La edad de tus hijos


Es muy diferente intentar explicar a un niño pequeño que su papá ya no tiene trabajo y todo lo que eso significa. Por otro lado, si tienes hijos en los últimos años del colegio o universitarios, lo entenderán inmediatamente.

Su personalidad


Otro tema a tomar en cuenta es el carácter y la personalidad de tus hijos. Si tienen una visión optimista y facilidad para ponerse en el lugar del otro y comprender por lo que estás pasando, será más sencillo que si tu hijo está aún pensando más en él y en sus necesidades.

Tu ejemplo


Pero hay una parte que depende enteramente de ti, y es la manera cómo tus hijos te han visto tomar la vida. Si tu actitud siempre ha sido ver el vaso medio vacío, o te has quejado del trabajo a la hora de tomar lonche con tu familia, que no te sorprenda ver esa misma actitud en tus hijos.

Cómo decírselo


Pues de una manera sencilla y de acuerdo a su edad. Si es un niño pequeño, puedes explicarle que papá dejará de ir al trabajo por un tiempo y estará haciendo otras cosas, estará más tiempo ayudando en casa, etc. Si tu hijo es un niño ya mayor, puedes además explicarle brevemente lo que pasó e incluso que tendrán más tiempo para pasear por el parque, pero que también necesitará un tiempo en casa o fuera para buscar opciones de empleo.

Lo que nunca debes permitir es que tu hijo se sienta culpable, o de que perdiste el empleo o de ser una carga ahora que estás en casa.

Si les cuentas, que te vean positivo


Si decides contarles a tus hijos que estás desempleado, lo peor que podrías hacer a continuación es deprimirte y dar rienda suelta a los característicos bajones, rabias y cambios de humor. Tus hijos deben relacionar una dificultad con buenas vibras y toda la intención por mejorar la situación, ver que su papá no se deja vencer y continúa buscando alternativas o generándolas.

Austeridad


Si luego de evaluar todos estos aspectos consideras que tus hijos (o alguno de ellos) están preparados para la noticia y te decides a contarles que estás parado o sin empleo, debes dejar en claro que es necesario hacer algunos cambios importantes en lo relacionado a los gastos. Las salidas familiares, la renovación de habitaciones, ropa y accesorios tendrán que esperar.

Hacer frente a estar sin trabajo siempre será más llevadero con el respaldo de la familia. Y una vez que encuentres empleo de nuevo, el éxito será de todos y será tiempo de celebrar.

Imagen: MaxPixel


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!