¿El colegio de tu hijo está preparado para protegerlo del calor?

En gran parte de Latinoamérica los colegios empiezan en las últimas semanas del verano. Pero desde hace muchos años que los veranos son cada vez más duros y traen mayores complicaciones a la salud de los niños. ¿Sabes si en la escuela donde estudian tus hijos han tomado todas las previsiones necesarias para protegerlos?


Postergación de clases


La intensidad del sol y el aumento de la radiación ultravioleta hace que los niños no tengan el ambiente ideal para empezar a aprender en sus colegios. Debido a esto, muchos países deciden postergar por una o dos semanas el inicio de las clases escolares, esperando que en esos días la situación mejore lo suficiente como para garantizar un entorno saludable a los niños.

Árboles y toldos


Aún así, resulta que los cálculos no siempre son los correctos, pero por razones de programación curricular educativa es imposible perder más días. Las maneras de aliviar el calor y el agotamiento en los niños recaen entonces directamente en la preparación interna del colegio para estos casos.

Muchas unidades escolares son grandes, pero sus patios abiertos representan un peligro cuando se trata de un sol cada vez más dañino. Por eso, es necesario (en algunos países de la región, es obligatorio) que los colegios instalen toldos o estructuras que cubran del sol sus espacios abiertos, con mayor razón cuando se trata de grandes plataformas de concreto que aumentan la sensación de calor en los chicos, ya incrementada de más cuando salen a jugar al recreo.

Otra manera de atenuar el calor es que el colegio cuente con áreas verdes y árboles. Los jardines absorben muy bien las ondas térmicas y los arboles sirven de fresca sombra para todos.

Prohibición de formaciones o eventos en el patio


Es muy recomendable que los colegios suspendan las formaciones en el patio principal. Estas son actividades usualmente relacionadas con la formación cívica, donde se incluyen eventos patrióticos como el izamiento de la bandera, la entonación del himno nacional, y también es donde el director y el rector del colegio se dirigen a los alumnos para dar información importante o una breve charla sobre algún tema educativo.

Sin embargo, mantener a los estudiantes al sol o expuestos al calor hoy en día es mucho más riesgoso. De hecho, hay cientos de reportes a lo largo de los años sobre niños que se desmayan por estar mucho tiempo de pie. Lo mejor es postergar estos eventos hasta que las condiciones climáticas sean las adecuadas.

Flexibilidad en el uso del uniforme escolar


En la mayoría de los países de habla hispana, los uniformes escolares no son conocidos precisamente por su frescura y comodidad. Muchas instituciones educativas cuentan por ello con sus propios diseños y telas más confortables. pero a veces, aún así no es suficiente. Una buena medida es permitir que los alumnos asistan con ropa de calle o con el uniforme de educación física durante los primeros días de clase.

Posta médica equipada


Todo colegio de tener un tópico de salud o posta médica correctamente equipado. Solo que ahora, además del alcohol medicinal, la gasa, el paracetamol, el termómetro y el tensiómetro, también deben contar con protectores solares, sales rehidratantes, entre otros.

Bebederos adecuados


El agua debe estar a libre disposición de los alumnos. Para lograrlo, una excelente medida es la instalación de bebederos con agua filtrada en las diferentes áreas del colegio, especialmente cerca de las zonas de recreo. Su mantenimiento y correcto funcionamiento debe ser una de las prioridades de la institución.


Aulas ventiladas


Muchas escuelas están pésimamente diseñadas y sus aulas y oficinas no cuentan con la suficiente ventilación. A veces los techos son de calaminas, otras veces son muy bajos y otras las aulas cuentan con pocas o pequeñas ventanas. Además de un buen diseño arquitectónico con ambientes frescos, es también necesario añadir ventilación artificial, de preferencia ventiladores mecánicos antes que sistemas de aire acondicionado.

También es responsabilidad de los padres de familia


Antes del inicio de clases, te recomendamos que te des una vuelta por el colegio de tu hijo y verifiques cuáles de estas medidas han adoptado para que tú sugieras mejoras. Pero debes tener en cuenta que, así como el colegio cumple con proteger a tu hijo, tú tampoco debes descuidarte de hacerlo. Asegúrate que tu hijo lleve siempre una gorra, aplícale protector solar antes de salir y nunca olvides colocarle una botella de agua en su mochila.



Comentarios