La Inapetencia en los Niños

Los papás acostumbramos a preocuparnos por la comida de nuestros hijos cuando llegan a los 2 y 3 años. El ex-bebé, que antes saboreaba tan a gusto sus papillas y dejaba limpios los platos, se transforma de repente en un niño inapetente, que mira la comida con desagrado y la rechaza con una actitud desconcertante.

La mamá no sólo se impacienta y pierde la calma, sino que se estresa pensando en las tremendas consecuencias que acarreará esta desnutrición del niño.


La verdad es que -a no ser por algunos casos contados- ni hay desnutrición ni hay tremendas consecuencias.

Una de las primeras verdades biológicas que toda madre debe aprender es que su hijos entre los dos y tres años, no tienen tanta necesidad de alimento como la tuvieron antes. 

Tampoco quiere decir esto que pueda vivir sin comer o hacerlo en pequeñas dosis. 




Pero el mismo hecho de ver al niño más grande, impulsa a muchas mamás a exagerar. También se suma a esto la convicción de que cuanto más regordete y cachetón esté el niño, más saludable será. 

Esto explica lo difícil que le es a mamá aceptar que lo que a ella le parece poco, para él es suficiente. Frente al pediatra exclamaremos que nuestro hijo no está comiendo nada, cuando esto es más el fruto de la desesperación y la imaginación fundada en enunciados aceptados como irrefutables durante mucho tiempo. 

En caso sospeches que tu hijo no está comiendo lo suficiente, lo mejor es empezar a observarlo y hacer anotaciones exactas de lo que come, cuánto y a qué horas. El médico especialista te podrá dar una opinión en base a la edad, peso y talla del pequeño.

Pero también influye en la inapetencia real o aparente del niño el hecho de que su paladar se va volviendo selectivo a medida que crece, definiendo sus verdaderos gustos y percibiendo los sabores con mayor exactitud. 

Finalmente, también existe una causa psicológica que se une a las demás: El niño se siente el centro de todo y seguirá creyéndolo así por algún tiempo. 

Si se da cuenta de que su rechazo a la comida pone ansiosos a sus padres y atrae su atención, habrá encontrado una nueva herramienta persuasiva y manipuladora.

Comentarios

  1. Anónimo4:54 p.m.

    realmento esto me esta pasando con mi bebe , tiene dos años y no quiere comer lo suficiente elmedico me dijo que estaba bajo 2 kilos de peso, y como usted dice me desespero muchisimo porque no come, la verdad tengo que crear un buen ambiente y tener mas paciencia...

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno que te haya servido la información. Lo que dices es cierto y sabemos por experiencia que no es para nada fácil.
    Gracias por leernos!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:37 p.m.

    tengo el mismo problema mi bebe no come mas k 3 cucharadas y a veces no come nada estoy desesperada

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:25 p.m.

    Tengo el mimo prpblema con un bebe de 3 a 4meses casi no come y se llama nausea a proposito con la leche o algun otro alimento me preocupa porque no come por la manana a ve ce s mas que una rodaja de queso, hasta le retire algunos juguetes condicionados a que si come mejor se.los devuelvo no si esto realmente le afecte pero tambien trato que comprenda que debe comer algo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡No seas tímid@, comenta!