Besar a mi hijo en la boca: posiciones y razones

La maestra de Pedrito se reunió con sus padres para comentarles que su hijo había estado dando "piquitos" a sus compañeros y compañeras de clase. Papá indicó que así era como el besaba a su hijo, a lo que la maestra sugirió que sería bueno evaluar la posibilidad de dejar de hacerlo ¿Estuvo en lo correcto la maestra?


Es una muestra de amor


Los papás que han dado besos en la boca a sus hijos de niños casi siempre han recibido alguna crítica, en algunos casos más encendidas que en otros. La respuesta ante esto es que esa es su manera de expresar el amor que siente por su hijo, es lo que les nace, sin que tenga que haber nada perturbador en ello.

El consentimiento es la clave


Los besos en la boca pasarán por lo que siempre debe ser parte de la relación entre padres e hijos: escuchar, respetar y cuidar. Por ejemplo, si ves que tu hijo se incomoda o te pide de alguna manera que no lo hagas cuando le das un beso en la boca, pues no lo sigas haciendo.

¿Socialmente inapropiado?


Muchas de las conductas sociales que se consideran escandalosas o aberrantes tienen sus orígenes en razones de sobrevivencia o salud, como por ejemplo el incesto. Este es el mismo filtro por el que se juzga a aquellas personas que dan besos en la boca a sus hijos, debido a temores que van desde un contagio hasta sospechas de abuso sexual.

Si bien muchas de esta razones tiene base en hechos tristemente reales, no son motivo suficiente para culpar de lo mismo a todos los papás que desarrollan esta forma de vincularse emocionalmente con sus hijos.

¿Hasta qué edad darle un beso en la boca?


Desde la posición favorable a dar estos "piquitos" a los hijos, es posible verlo de una manera natural hasta los dos años. Pero ten en cuenta que conforme vayan creciendo y ya comiencen a percibir y descubrir temas relacionas con el mundo de la sexualidad, es posible que se confundan.

Con el tiempo pueden relacionar los besos que te das con tu pareja o los que ve en películas o series, con los besos que tú le dabas de pequeño y entonces viene las dudas en el tipo de relación para el cual un beso en la boca es lo más apropiado.

No te sientas culpable


Nada de culpas. Si es tu manera de vincularte con tu hijo y él es receptivo y feliz así, nadie puede obligarte a dejar de hacerlo. Pero de todas maneras es bueno tomar en las observaciones para luego decidir si es necesario un cambio.


Comentarios