Sumas y restas para niños con fracciones homogéneas

Para enseñar operaciones con fracciones a los niños de primaria, lo mejor es empezar por definir conceptos y realizar ejercicios matemáticos sencillos. Lo ideal es iniciar con fracciones homogéneas. A continuación, algunas pautas y ejemplos para hacerlo de una manera didáctica y fácil de entender.



Qué son las fracciones


Las fracciones, los quebrados o los números fraccionales son aquellas cantidades que se representan en base al número de partes iguales en las que se ha dividido un todo.

Por ejemplo, si un todo se ha dividido en 3 partes, cada una de esas partes sera un tercio (1/3) de ese todo.



Elementos de una fracción


Los principales elementos de la fracción son dos: el numerador, es decir el número que va sobre la línea divisoria y que se refiere a la cantidad de partes iguales que se representan en esa fracción; y el denominador que viene a ser el número que va debajo y que indica el número total de partes iguales en que se ha dividido el todo.



Qué son las fracciones homogéneas


Son aquellas que tiene un mismo denominador. Generalmente se usan para sumar o restar fracciones que representan distintas porciones de un mismo todo





Cuando el numerador y el denominador son iguales, esa fracción está representando la totalidad de las partes, es decir, el todo.




Suma y resta de fracciones homogéneas


En la adición de fracciones homogéneas, solo es necesario sumar los numeradores, como cualquier operación de adición. Debajo se colocará el denominador común a todas las fracciones. Lo mismo en el caso de la sustracción o resta de fracciones.

Para enseñar a los niños estos procedimientos, lo mejor es siempre acompañar la operación de una gráfica didáctica.

Suma



Resta




Con estas pautas podrás iniciar a tus hijos o alumnos en las operaciones básicas con fracciones. Recuerda ir paso a paso, asegurándote que el niño haya comprendido cada etapa del proceso de sumas y restas de fracciones.

Comentarios