Cómo evitar que secuestren a mi hijo

En muchos de los casos de secuestro, violencia y trata de personas las principales víctimas son niños. Los secuestradores suelen reconocer aquellas comunidades donde es más fácil cometer sus crímenes, debido a la falta de seguridad, a la pobreza y al desconocimiento de hábitos que podrían proteger la integridad y evitar la esclavitud de muchos pequeños.



Afortunadamente existen muchas historias de niños desparecidos y encontrados que nos dan esperanza, pero para eso es necesario estar preparados ambos: padres de familia y niños.

Entre las muchas recomendaciones que se dan para evitar que un niño sea secuestrado, están las siguientes:

1. Cuando esté contigo

No salgas con tu hijo de noche

Estas son las horas en que los secuestradores te pueden quitar a tu hijo más fácilmente, aprovechando la oscuridad de alguna calle o la más pequeña distracción. Perseguirlos será mucho más difícil.

No te acerques a zonas que sabes son peligrosas

Tu conoces tu barrio. Si sabes que algunas de sus calles son peligrosas, evítalas. Además, evita ir con tu hijo a lugares de la ciudad que no conozcas bien.

No pierdas nunca de vista a tu hijo

De día solemos bajar la guardia, pensando en que pocos se atreverían a robar un niño a plena luz. La verdad es que el día también tiene sus ventajas para los secuestradores de niños, sobre todo en lugares donde hay mucha gente como mercados, ferias y zonas turísticas.

Otros lugares donde puedes perder de vista a tu hijo:
  • En el cine.
  • En el banco.
  • En la playa.
  • Por revisar tu móvil.
  • En el centro comercial.
  • En las colas.
  • En el club.
Se han realizado muchas investigaciones sobre cómo evitar el robo de niños. Entre las más famosas se encuentran este experimento social; una prueba de que, aún diciéndoles que se cuiden, su inocencia sigue siendo débil frente a la astucia del secuestrador:



2. Cuando no esté contigo

Lo ideal sería que este contigo en todo momento, pero sabemos que eso no siempre es posible. Hasta puede ser que por ir a la casa de su amigo o por salir a comprar a la panadería de la esquina este en peligro.

Infórmate de dónde está

Es aquí cuando el desarrollo de la confianza entre padres e hijos demuestra su importancia. A través de la confianza, tu hijo no tendrá problemas en decirte dónde y con quiénes estará. Además, mantente siempre en contacto con los dueños de la casa que visitará.





Conoce a la gente que rodea a tu hijo

Pueden ser los padres de familia de sus amigos, los vecinos, los bodegueros... Todas aquellas personas con las que tu hijo pudiera tener algún contacto, debes conocerlas y clasificarlas como confiables o sospechosas. Aun así, nunca te confíes totalmente.

Solo debes dejar que tu hijo salga con aquellas personas sobre las que tienes total confianza.

3. Consejos para tu hijo

Aquí es cuando la educación de tu hijo para que sepa estar alerta es más importante. Entre los consejos que puedes darle están los siguientes:

No hables con extraños

No es suficiente. Los extraños saben como hacerse conocidos con una sola frase: "Me llamo tal, ya no soy un extraño". Tu hijo debe saber no solo que no debe hablar con ellos, sino que debe alejarse si ve que un desconocido se le acerca o le habla.

No aceptes nada

Ni dulces, ni la promesa de una mascota de regalo, nada. Se sabe que aún así muchos niños son engañados. Por eso es necesario explicarle todas las maneras de evitar el peligro, no solo una.

En el Perú tuvo mucho éxito "Yo se cuidar mi cuerpo", una campaña creada por el Ministerio de Educación para educar a los niños sobre cómo protegerse de desconocidos:

Busca ayuda

Si tu hijo sospecha de alguien o lo quieren llevar a la fuerza, debe pedir ayuda a la autoridad o adulto más cercano. Si es necesario, debe gritar para llamar la atención.

Nunca estés solo

Los secuestradores de niños no se acercarán si estos están en grupo. Por eso, si tu hijo sale a jugar al parque, asegúrate que no vaya y que no se quede solo.

4. Consejos para adolescentes

  • Cuidado con aquellos avisos de oportunidades laborales pegados en los postes y que prometen grandes ingresos.
  • No aceptes a cualquiera en Facebook, Instagram o WhatsApp.
  • Cuidado con los "agentes de casting" que te abordan en la calle para hacer una "pruebita".
  • Verifica las ofertas de becas de estudios que veas por internet, antes de postularte.
  • Si vas a una fiesta, nunca vayas solo.
A continuación, un video sobre cómo apoyar a tu hijo adolescente en el manejo de sus redes sociales para evitar el secuestro.

Imagen: Ministerio de Educación

Comentarios