17 mar. 2010

El maquillaje en las niñas

¿Te ha pasado que, llegando del trabajo tu pequeña hija te recibe con la sorpresa de que se ha pintado igual que las princesas de sus cuentos? Y no nos referimos a las conocidas "caritas pintadas", tan de moda en las fiestas infantiles.

En estos días, son pocos los padres de familia que no lo han experimentado; una verdadera sorpresa que nos coge desprevenidos, sin saber qué hacer: alegrarnos porque nuestra hija sabe tomar la iniciativa, o aterrarnos al pensar cuántos pasos (y años) de vida se ha saltado con un sólo trazo de lápiz labial de fantasía en su rostro angelical.



















Sabemos que culturalmente el maquillaje ha sido usado con el objetivo de embellecer a la mujer para atraer al género opuesto. Implantar este uso en niñas cuyas edades están lejos de estar preparadas para esta interacción los hace innecesarios y en muchos casos contraproducentes.

En los últimos años, el mercado de artículos para niñas ha venido nutriéndose de novedades como éstas, utilizando personajes infantiles, como princesas o muñecas, para promover en las niñas actitudes que no tenían en generaciones anteriores. No son actitudes nuevas en ellas, sólo están siendo adelantadas. ¿Es esto malo?

Creemos que no completamente, en la medida que sepamos guiar a nuestras hijas en medio de este bombardeo mediático. La prohibición de usar aquel maquillaje-juguete tendría efectos totalmente opuestos a los buscados, como toda prohibición. Pero ignorarlo impediría que conozcan la noción de límite, corriéndose el riesgo de que al crecer tienda a un comportamiento egoísta y superficial.

Frente a este maquillaje para niñas, hay algunas cosas que debemos tener en cuenta:
  • Si tu hija se aferra a este nuevo juguete, permítele su uso, pero sólo para ocasiones muy especiales. Incluso en éstas, vigila que su aplicación sea muy tenue.
  • Afirma permanentemente el carácter de accesorio de estos implementos, indicándole a tu hija que ella es linda sin necesidad de eso, que sólo lo usan las mujeres cuando son mayores (notemos que incluso sus modelos o referentes que los usan son mucho mayores que ellas mismas).
  • Cuida que el origen de los productos sea legal, revisa la garantía de los insumos.
  • Evita el uso de productos que tengan contacto con los ojos, polvos y brillantinas.
  • Antes que ella los encuentre en la calle, cómpraselos, guárdalos y adminístralos tú.
  • Antes de aplicárselos, consulta con un dermatólogo sobre posible efectos, haciendo por ejemplo una prueba de alergias. También es esencial consultarlo con un psicólogo o pediatra.
  • En lo posible restringe la exposición de tu hija a vídeos o publicidad que aliente estos usos. Frente a ellos, desarrolla una breve conversación crítica a manera de comentario, evitando el enfrentamiento.
  • El agradable sabor de los lápices labiales para niñas puede provocar su uso como golosina, lo cual puede ser peligroso, reforzando su uso. Limita este producto en particular.
  • Indaga sobre la difusión de estos mensajes entre tus vecinos, colegio y amistades.
Imagen: Pensamientos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

2 comentarios:

  1. Anónimo10:05 p.m.

    hola por coincidencia, en 2 oportunidades que mi niña se ha pintado la carita, ha tenido problemas estomacales como diarrea y hast calentura , Tendra relación con el uso de este maquillaje para niñas??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se lo puso para ir a una fiesta de cumpleaños? En ese caso, más que el maquillaje podrían haber sido las golosinas.

      Pero como indicamos en el artículo, si el producto es malo puede producir alergias en la piel y ojos, y en el caso del labial muchos contienen plomo.

      Sin embargo, no conocemos de algún maquillaje que cause diarrea o fiebre.

      Eliminar

¡No seas tímid@, comenta!