21 feb. 2014

Enséñale a tu hijo a superar las dificultades de la vida con alegría y seguridad

Para que tu hijo se desarrolle plenamente como persona y sepa encarar los problemas de la vida de una manera optimista y seguro de sí mismo, es necesario tener en cuenta algunas actitudes que como padres de familia debemos practicar, y así potenciar lo mejor de nuestros hijos.


Capacidad para escuchar

Saber escuchar es una manera pacífica de evitar y resolver problemas. Para enseñarle a tu hijo la importancia de escuchar, observa en que momento no te presta atención. Entonces, haz una pausa y cuando te atienda vuelve a comenzar. Pierde cuidado, que cuando tu te distraigas él hará lo mismo.

Botiquín de paisajes

Algunos recomiendan imaginar con los hijos paisajes hermosos, dibujarlos y guardarlos para verlos o imaginar nuevos cuando se sientan tristes. ¡Aunque ir de paseo a visitarlos sería mucho mejor! Vean juntos la puesta del sol, camina con él sobre la arena mojada o déjalo saltar sobre las piedras de un río.

Mascotas

Tener un animalito en casa promueve muchas emociones positivas en los niños, desde ponerles un nombre cariñoso, pues cada vez que se les llame será una expresión de ternura.

Conversando con su interior

Promovamos en casa un momento para estar en familia en silencio, cada quien pensando en lo que más le guste. Luego conversa con tu hijo sobre lo que estuvo pensando, sin presionarlo. El silencio también es un gran remedio y el espacio ideal para encontrar soluciones.

Ilusiones y deseos

Indaga sobre qué le interesa y permítele que lo exprese y lo haga realidad si es posible. La fantasía no debe ser reprimida.

El sentido de la vida

Tocar temas religiosos o sobre la vida y la muerte con los hijos de manera adecuada es posible. Es más, conversarlos con él le permitirá un mejor desenvolvimiento en el mundo al aumentar su sensibilidad y su habilidad para la reflexión.

La respiración

Para superar momentos difíciles también ayuda mucho el manejo de la respiración. Muestra a tu hijo que, al tener un enojo, tomarse un breve momento para respirar profundo le permitirá identificar el motivo de su enojo. Así se aplacará y evitará hacer cosas de la que luego pueda arrepentirse. Tampoco es cuestión de criar niños gurús; pero de que ayuda, ayuda.

Actividad física

Es una manera de generar endorfinas, generadores de la alegría. Los ejercicios y el movimiento son parte de la naturaleza de los niños. Facilítale todas las oportunidades posibles para que cante, baile, pinte, escuche música y corra.

El llanto

Hazle ver que llorar es algo natural. No debes impedir que lo haga, pero tampoco permitir que se extienda o lo utilice. Llorar es una función corporal y no debe ser motivo de vergüenza. Al contrario, es un poderoso desfogue de emociones negativas.

El juego

Cuanto más oportunidades y variedad de juegos tenga un niño a la mano, mejor aprenderá a enfrentar el mundo de esa manera, es decir, con creatividad y con una actitud relajada para encarar los problemas y solucionarlos, antes de angustiarse por ellos.

La abrazoterapia

Comprométete a abrazar a tu hijo no menos de cinco veces al día. Cada abrazo en el momento preciso significa un golpe de energía pura que lo beneficiará enormemente. Así también se sentirá emocionalmente seguro y aprenderá a expresar sus sentimientos de manera espontánea.

La risa

Cualquier pretexto es bueno para reír con tu hijo. No desaproveches ninguno. Verás como la situación más simple puede convertirse en una verdadera fiesta.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!