31 ago. 2015

Origami para niños: algunas pautas antes de empezar

Las figuras de origami para niños son hermosas y muy imaginativas. Sus posibilidades son infinitas y sus beneficios para el desarrollo de la imaginación infantil inmensos. Pero antes de llevar a casa un cargamento de manuales de origami para que tu hijo empiece a hacer sus primeros modelos, es necesario organizarnos.


Materiales


Papel y manos, no hay más. Resulta admirable que con tan poco se puedan hacer tantas maravillas, ¿verdad? Lo ideal es usar el papel especial para origami, ya sea el kami o el washi. Pero estos son muy difíciles de hallar y además pueden salir muy caro. Un papel más popular es el kraft, pero en realidad puede usarse cualquier papel que sea cuadrado, fácil de doblar y que mantenga su forma.

¿Y las tijeras? ¡No, eso es trampa!

Lugar de trabajo


Una mesa firme, amplia, despejada y con buena iluminación bastará. Lo mejor es que te ubiques al lado y no al frente de tu hijo, así podrá seguir mejor los movimientos de tus manos y ver el manual al mismo tiempo que tú.

Artículo relacionado: Creatividad con cachivaches

Niveles


Debes tener en cuenta que la ancestral tradición del origami tiene diferentes grados de complejidad; del vaso hasta la grulla hay una enorme diferencia, con cientos de figuras en medio. También es necesario observar si tu hijo se interesa y tiene la edad suficiente para empezar a hacerlo.

La mayoría de expertos en actividades psicomotrices infantiles sugieren los cinco años de edad para empezar desde lo más simple. Consulta por eso las indicaciones que aparezcan en las guías de armado de las figuras y prefiere aquellas que clasifiquen sus figuras por edades.

Acompañamiento


Si le dejas a tu hijo el manual para que lo haga solo es probable que no le preste ninguna atención, pero verte hacerlo captará su interés y querrá hacerlo también. Pídele que te ayude primero a realizar algunos de los dobleces. Poco a poco, se irá familiarizando con estas manualidades y entonces serás tú quien le ayude a hacer su figura.

Otro método que puedes usar es que cada uno tenga su pedazo de papel. De esta manera, tu hijo irá imitando cada uno de los pasos que tú hagas a su lado.

El rincón del origami


Suele ocurrir que nos entusiasmamos por hacer origami, pero luego no sabemos qué hacer con las figuras creadas. Muchas se pierden, olvidando el papel que pueden tener en los juegos del niño. 

Elijan juntos un lugar en el dormitorio de tu hijo destinado exclusivamente a las figuras de origami que vayan haciendo. Puede ser una repisa o la cómoda, por ejemplo. Las figuras pasarán a formar parte de la colección de juguetes de tu pequeño... ¡y estamos seguros que serán sus preferidos!

Otros usos


Las figuras de origami también pueden formar parte de un proyecto mayor, como crear un zoológico, móviles para colgar del techo del dormitorio infantil, armar un retrato sobre el tema que más le guste a tu hijo, hacer cuentos o historias animadas y recrearlas con títeres y mucho más.

Con esos sencillos consejos podrás compartir fantásticos momentos con tu hijo y aprovecharlos al máximo en la estimulación y desarrollo de su creatividad y destreza manual.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!