17 ago. 2015

Papel y lápiz: cómo explicarle que CharlieCharlie es un truco

María Paula (la llamaremos así) era una chica muy alegre. Sus padres estaban muy contentos con ella y sus amigas la querían mucho. Pero de un día al otro se volvió una niña asustadiza. No quería dormir con la luz apagada, evitaba las esquinas oscuras de la casa y se despertaba gritando en las noches. ¿Qué le había pasado a María Paula?


Un nuevo "juego" ha captado la atención de muchos niños en el mundo. Y en muchos lugares lamentablemente ha llegado para quedarse. Se llama CharlieCharlie, una nueva versión de la Ouija que apela a lo misterioso para captar la atención de los más pequeños. Pasatiempos como estos los hemos visto antes, desde biblias colgando de tijeras, hasta espejos iluminados con velas.

Desafortunadamente, en muchos casos el desenlace de un juego de CharlieCharlie han sido ataques de pánico, desórdenes psicológicos y traumas que marcarán las vidas de muchos pequeños a una edad en la que la alegría de vivir debería ser su impulso.

En qué consiste CharlieCharlie


Como ya se ha mostrado en algunas investigaciones y reportajes de diversos medios alrededor del mundo, CharlieCharlie es un truco más, pero tan cruel como sencillo.

Consiste en colocar dos lápices cruzados uno sobre otro en una hoja dividida en cuatro cuadrados, dos dicen Sí y dos dicen No. Las personas que lo juegan hacen una pregunta y el juego "responde".

Lo precario del equilibrio en que están los lápices hace que el que está arriba se mueva con la más mínima vibración.

Este juego ha sido usado como arma de amedrentamiento y dominio de algunos niños sobre otros. Los niños que conocen el truco dominan a los más inocentes que creen que lo que están haciendo es cierto, que un demonio es el que responde. Todo esto tiene como marco una elaborada historia de demonios que le da sustento y que se ha ido enriqueciendo con aportes locales.

Este fue el caso de María Paula, un caso real. En su colegio un par de niños habían logrado convocar a un grupo alumnos más pequeños en un rincón apartado del patio del colegio. Al ver pasar a María Paula la llamaron para jugar. Le dijeron que preguntara, que el demonio CharlieCharlie le contestaría.

Otros también preguntaban cosas sobre ella: se va a morir pronto, está enferma, su mamá la quiere, hay fantasmas en su casa, y otras preguntas que solo pueden nacer de la imaginación infantil, muchas veces sin conocer las consecuencias, pero otras - las más tristes - sabiendo perfectamente lo que hacen.

Qué hacer si tu hijo te pregunta sobre este juego


No evadas el tema

Tu hijo necesita que le aclares sus miedos, no ver que tú temes hablar de eso. No menosprecies ni dejes de darle importancia a lo que para él se ha convertido en un tema que podría definir su forma de ver la vida en adelante. ¿Te parece que exageramos? Tendrías que preguntarle a la mamá de María Paula sobre las angustias que ha vivido y las terapias a las que ha llevado a su hija por no tener una respuesta para aclarar las cosas a tiempo.

No te escandalices

Ya tu hijo esta suficientemente angustiado con el tema como para que lo angusties más. No cometas el error de ningunearlo, de llamarlo crédulo o de hacerle ver que el error fue suyo por creer lo que le decían, o por "sonso". Tampoco armes un alboroto acusándolo por participar en el juego, y si aún esto no ha sucedido, estás a tiempo para contarle en que consiste.

Escucha

Siéntate a conversar con él cuando tenga tu atención. Puede ser en el comedor, por ejemplo, comentando que el colegio ha avisado sobre este hecho y es necesario hablar. Deja que tu hijo te cuenten lo que vio, escúchalo con atención.

Explica

Cuéntale sobre la mecánica del juego, de lo fácil que es mover los lápices sin ser percibido. Explícale que es mentira y que los niños abusivos lo usan para atemorizar a los otros niños. Puedes colocar dos lápices sobre la mesa y hacerlos caer con un suspiro o dando un leve golpe por debajo para que lo entienda mejor.

Recomienda

Aconseja a tu hijo que si ve a un grupo de niños jugando ese juego que avise a alguna autoridad del colegio o que simplemente no se acerque si no se atreve a denunciarlos y que te lo cuente a ti. Una vez que tu hijo entienda en que consiste CharlieCharlie, invítalo a que les explique a sus compañeros cuál es el truco, especialmente a los que estén más asustados. Así, el misterio que lo rodea será disminuido y ya no podrá ser utilizado para causar miedo.


Imagen: El Popular.pe

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!