20 dic. 2016

7 señales inconfundibles de que tu hijo hizo una travesura

Los padres sabemos que los niños son una caja de sorpresas. Pueden sacarnos de cuadro con sus ocurrencias, sus comentarios y sus decisiones. Pero no nos causa mucha gracia cuando se han portado mal y menos aún todo lo que hicieron para ocultarlo.


Pero si observas con cuidado, hay señales que tu hijo puede haberte dado de lo culpable que se sentía y de lo muy ocupado que estaba tratando de que no te des cuenta. Aquí algunas de estas señales.

1. Regalitos espontáneos


Un niño que sabe que ha hecho algo malo o que podría enojar a sus papás, buscará encariñarse con ellos, pero lo más probable es que no calcule bien y exagere. Por ejemplo, si vez que tu hijo te hace corazoncitos de papel con dedicatoria, en especial cuando nunca antes lo había hecho, es una primera señal. Recibe sus señales de afecto con alegría, pero mantente alerta.

2. El hablador calla


Los niños habladores son los más fáciles de descubrir, por la sencilla razón de que se quedan callados cuando han caído en falta, tal vez pensando que de esa forma nadie pondrá atención en ellos. Pero si un niño es hablador, lo más llamativo será cuando calle. Si esto ocurre con tu hijo, vigílalo.

3. Te quiere alejar de casa


¿Tu hijo siempre ha preferido jugar en la compu antes de hacerte caso cuando le dices para ir al parque con la pelota? Entonces, si de improviso se vuelve fanático de Paolo Guerrero o de Lionel Messi, debe ser una clarinada de emergencia para ti. Puede que aceptes su sugerencia de jugar un partidito en el jardín, pero antes de salir de casa, recórrela y verifica que todo este en su sitio.

4. Aparece en lugares que nunca frecuenta


Por ejemplo, el patio. Puede que lo encuentres ahí o que lo veas ir en esa dirección de manera sigilosa. Si se ve acorralado, lo más probable es que quiera pasar desapercibido y se aleje despacito con un "Hola, mami" casi imperceptible, para luego acelerar  y desaparecer en la primer esquina que encuentre.

¿Qué estuvo haciendo en el patio? Lo más probable es que escondiendo un polo manchado con témpera o buscando un trapo seco para eliminar los rastros de su travesura.

5. Come toda su comida


¿Tu hijo es de esos niños que selecciona su comida y te ha tenido más tiempo del necesario en el supermercado tratando de encontrar algo que le guste? Entonces tiene que sorprenderte cuando de buenas a primeras se transforma en el niño ideal que come todo lo que le ofrecen, pareciendo por fin comprender lo importante que esto es para crecer fuerte y sano. Te sentirás feliz porque en la variedad esta su bienestar, pero también hazle seguimiento… en especial a su habitación, debajo de su cama, detrás del clóset…

6. Mamá ¿tú que harías si...?


La inocencia aún existe. Si tu hijo te hace una pregunta que empieza con esta frase, pero no se refiere a él sino a una travesura que hizo un amiguito suyo en su casa, hay muchas probabilidades de que ese amiguito en realidad no exista y que las preguntas tengas que hacerlas tú.

7. Cuando le echa la culpa a su hada madrina


Ya descubriste lo que hizo tu hijo, pero el se aferra, orgulloso, a su inocencia. El primer argumento de su defensa que se le ocurre entonces es echarle la culpa a Fido, a su hada madrina o a cualquier otro ser que no pueda defenderse o que sea un poco complicado que exista. ¿Magistral, verdad?

Como estas, hay mucha otras señales que pueden comprometer a tu hijo. ¿Cuáles has descubierto tú?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...





Votar esta anotación en Bitacoras.com Pin It

No hay comentarios.:

¡No seas tímid@, comenta!